Buen lavado de manos previene contagio de enfermedades: especialista del IMSS Yucatán

03 de octubre de 2014

Buen lavado de manos previene contagio de enfermedades: especialista del IMSS Yucatán

Algo tan simple como lavarse las manos puede ser clave para la supervivencia de millones de personas, ya que esta acción sigue siendo la medida preventiva más eficaz para evitar enfermedades gastrointestinales, respiratorias y dermatológicas, subrayó el doctor Alonso Sansores Río, coordinador delegacional de Programas Integrados de Salud –PrevenIMSS- del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Se ha observado que sólo el 20 por ciento de la población se lava las manos en forma adecuada y es que las manos se contaminan fácilmente ya que siempre estamos en contacto con miles de microorganismos, entre los que se encuentran los virus y bacterias causantes de muchas enfermedades.

El correcto lavado de manos con agua y jabón es una de las maneras más efectivas y baratas de prevenir enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas que pueden complicarse y derivar en gastroenteritis, salmonelosis o influenza, entre otras.

Según datos estadísticos, estas enfermedades causan la muerte de 3,5 millones de niños y niñas cada año a nivel mundial y afectan la salud de muchas personas más, tanto en países en desarrollo como en países industrializados.

Lavarse las manos antes de comer o después de ir al baño no es suficiente, ya que también deben de asearse cuando estemos en contacto con personas enfermas, así como con los objetos que pueden contener virus y bacterias.

La manera correcta de lavarse las manos es la siguiente: todo el proceso debe durar de 40 a 60 segundos. 

 El especialista del Seguro Social Yucatán señaló que el proceso en el que se contrae una enfermedad contagiosa, inicia cuando se toca un objeto con las manos y se establecen los gérmenes en las palmas y al tener contacto con la cara, especialmente la boca, ojos, nariz u oídos, se introducen al organismo.

Lavarse las manos antes de cada comida o después de ir al baño no es suficiente, ya que también deben de asearse cuando estemos en contacto con personas enfermas, así como con objetos que pueden contener virus y bacterias

sitios web para móviles