México sigue siendo un país de riesgo para ejercer el periodismo, con libertad de expresión

07 de junio de 2023

Internet

Internet

En 1951 cuando era presidente Miguel Alemán se instituyo el Día de la Libertad de Expresión siendo cada 7 de junio, impulsado por los jefes editores de los periódicos de aquel entonces, con un objetivo, tener una prensa libre para el bien de la democracia en México, lo cual está contemplado en los artículos 6 y 7 de nuestra constitución en la cual se plasma la libertad de escribir y publicar obras sobre cualquier tema.

A tantos años de esa fecha México ha cambiado mucho y con ello también se ha transformado la manera de comunicarse, pero guardando el mismo objetivo, informar con libertad, sin embargo, en el trabajo diario de los compañeros periodistas de todo el territorio nacional no a todos se la ha cumplido dicha garantía, pues son muchos los que ha perdido la vida por hacer su trabajo con libertad.

Según el gobierno federal del 2018 y hasta el año pasado se habían contabilizado 52 asesinatos contra periodistas y 97 contra personas defensoras de derechos humanos, considerando que 57 por ciento de las agresiones a periodistas se concentra en seis entidades: Estado de México, Guerrero, Michoacán, Sonora, Oaxaca y Veracruz; mientras que 64 por ciento de agresiones en contra de personas defensoras de derechos humanos se focaliza en: Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Oaxaca, y Veracruz.

Según cifras oficiales en el país el año pasado se contabilizaron 12 periodistas asesinados, aunque el Articulo 19 difiere con la cifra, pues según esta organización fundada en 1987 de ámbito internacional, en ese año con el asesinato del periodista Ernesto Méndez, director del periódico Tú Voz, sumaron 13, fue asesinado en San Luis de la Paz, Guanajuato, cuando un comando armado irrumpió en un bar, propiedad de su familia.

Según estos datos entre 40 y 45 por ciento de las agresiones que recibe el gremio periodístico provienen de autoridades locales y municipales y el otro porcentaje lo representan las agresiones y amenazas procedentes del crimen organizado.

Más que una celebración esta fecha es un acto de conciencia del riesgo del trabajo periodístico, pues en México se ha comparado las cifras de los “trabajadores de la pluma” caídos con aquellos que cubren actos de guerra.

Y aunque el gobierno federal ha dicho que se buscan reducir los casos, y desde el 2012 se ha implementado un mecanismo de protección bajo la ley a fin, aún hay compañeros que siguen siendo víctimas de amenazas de muertes y desafortunadamente algunas de ellas se cumplen.

Información de

Rigel Alonzo

desarrollo tiendas en línea