26 mil adultos mayores yucatecos viven en pobreza extrema o alimentaria

13 de mayo de 2015

 26 mil adultos mayores yucatecos viven en pobreza extrema o alimentaria

Se necesitan vigilar las condiciones de vida y laborales de las personas adultas mayores, pues el 14% de los ancianos mayores de 80 años trabajan para poder comer, así lo aseguró Gina Villagómez Valdés, Investigadora Titular en Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Yucatán.

 “Hace falta una política estructural de mayor cuidado donde se vigila las condiciones en las que vive la gente mayor para evitar que estén en situación de riesgo o que sufran maltrato por parte de sus vecinos, familia o la comunidad” enfatizó.

 Villagómez Valdés destacó que las condiciones que las autoridades deben cuidar es que tengan acceso a vivienda propia, ingresos económicos, alimentos suficientes y servicios de salud; subrayó que la gran parte de las personas mayores no tiene garantizada una vejez digna, por lo que dijo, se debe trabajar en ofrecer pensiones y servicios de salud dignos y de calidad para este sector.

Según los datos otorgados por la especialista, en Yucatán existen cerca de 200 mil adultos mayores, de los cuales 36 mil  viven en hogares unipersonales, es decir viven solos, por lo cual ellos deben generar sus propios ingresos, 25 mil son mujeres y 26 mil vive en condiciones de pobreza extrema y alimentaria.

Por otra parte, Gina Villagómez dijo, que los programas  impulsados el Instituto Nacional para las Personas Adultas Mayores (INAPAM) no fomentan empleos, realizan convenios de colaboración para que personas de la tercera edad puedan prestar sus servicios como franeleros o empacadores de bolsas en supermercados,

 “El INAPAM más que lograr empleos, son convenios de colaboración con empresas; no es una contratación, no es un empleo, no hay prestaciones y si hay irresponsabilidades” indicó.

Villagómez Valdés  aseguró que esto es una falta de respeto para las personas de la tercera edad, puesto que siendo las personas más vulnerables, lo único que hace es vincularlos a empleos donde no laboran más de 4 horas pero tampoco resuelven su situación de falta de apoyos económicos.

Finalmente Gina Villagómez indicó que a pesar de que los programas como 65 y más ayudan a los adultos mayores, continúan siendo soluciones fáciles, puesto que se necesita trabajar en una política que les permita recibir mejores prestaciones económicas y de salud, además de generar verdaderas oportunidades de empleo para este sector.

Escucha la nota

Asegura especialista que los programas del INAPAM, sólo los vincula con empleos que no tienen prestaciones económicas.

programación sitios web