Viacrusis ante Volaris y el IFAI

21 de julio de 2014

Viacrusis ante Volaris y el IFAI

El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) establece que la información personal que pueda encontrarse en las bases de datos de cualquier persona física, o empresa como, aseguradoras, bancos, tiendas departamentales, telefónicas, hospitales, laboratorios y universidades, entre otras,  están protegidas por la  Ley Federal de Protección de Datos Personales y no podrán ser utilizados para otro fin que no sea el autorizado previamente.

Pese a eso, aún hay muchas irregularidades en el cumplimiento de esa norma. Es el caso de nuestro director general,  el Ing. Bernardo Laris, quien proporcionó información personal que le requirió la empresa Volaris para los trámites de un boleto, y esa empresa aprovechando la información la está utilizando para hacer promoción de sus servicios, principalmente con llamadas telefónica a un número privado, cuyo uso desde luego no fue autorizado para ese fin.

En busca de una solución a las constantes molestias de recibir llamadas telefónicas, nuestro director se comunicó con el IFAI donde le indicaron que entrará a la página de privacidad de Volaris, en la que aparece una leyenda que explica que cualquier persona que ya no desee recibir las promociones de esta empresa, sólo debe enviarles un correo solicitando la cancelación, pero, a pesar de múltiples intentos, a los que también se sumó personal de Redacción de Cadena Rasa, el citado correo no funciona.

Claramente Volaris está incumpliendo con la ley respectiva, que señala en su capítulo III, De los derechos de los titulares de los datos personales, que los interesados pueden oponerse e impedir el tratamiento de su información personal.

“No funciona, ustedes ya pudieron comprobarlo, ustedes trataron de mandar el correo a donde dice la página y no entro, entonces lo que yo quería era que hubiera un testigo, otras personas que no fueran yo, que intentaran comunicarse al correo electrónico que la página de Volaris pone en su aviso de privacidad, para saber que no estoy haciendo yo algo mal, bueno entonces que ustedes ya lo vieron, pues quiero aprovechar la oportunidad de la denuncia que ustedes hacen favor de abrir a los ciudadanos para expresar nuestra molestia muy concreta y obviamente voy a redactar la carta y a mandarla” comentó.

Por cierto, la citada página de privacidad de Volaris no ofrece ningún número o nombre de contacto al que se puede dirigirse, tan solo incluye la dirección de correo electrónico y una dirección física con sede en la capital del país.

Ante esa situación, se hizo un segundo intento en el IFAI, cuya respuesta fue: l o que legalmente procede es enviar una carta hasta las oficinas señaladas en la página de Volaris y si la respuesta no llega antes de 21 días, entonces el interesado habrá de acudir, una vez más, ante el Ifai y en esa nueva ocasión, se resolvería qué es lo que procede.

Cabe mencionar que el IFAI está facultado para sancionar a todos aquellos que incumplan con lo establecido en la ley.

La protección de información personal aún no se cumple y, al parecer, la dependencia encargada de esa protección no protege.

desarrollo online shopping