El vandalismo sigue siendo "el coco" de la actual administración municipal

09 de septiembre de 2014

 El vandalismo sigue siendo "el coco" de la actual administración municipal

Los parques de Mérida son un pulmón para la ciudad ahora se encuentra infestada de automóviles que circulan por sus calles, sin embargo pese a ser un sitio de distracción para muchos meridanos, sin importar la edad, siguen sufriendo de un terrible mal; el vandalismo.

El ayuntamiento por conducto del Dr. Luis Jorge Montalvo Duarte, subdirector de servicios generales señaló que al año se invierten alrededor de 74 millones de pesos para darle mantenimiento a los parques y dejarlos en óptimas condiciones en beneficio de los habitantes.

No obstante, dijo el entrevistado  en algunas colonias, principalmente del sur de la ciudad,  los vándalos rompen bancas, destruyen árboles, roban cablería y grafitean los muros.

“Definitivamente sobre todo hay ciertas colonias donde hay más incidencia de vandalismo, los parques sufren de grafitis, muchas veces pintamos hoy un parque y mañana ya están grafiteados, también muchas veces rompen las bancas, cuando se reforesta los arbolitos amanecen rotos y arrancado de sus pocetas es el tipo de vandalismo que sufrimos aparece en ciertas áreas del sur de la ciudad” comentó.

Señaló que el robo de cables es muy común en las colonias, principalmente porqué en el “mercado negro” está bien cotizado.

El entrevistado señaló que se han interpuesto varias demandas sin resultados  y aunque dijo no tener las cifras a cuánto asciende el monto de pérdidas que sufre la comuna, si en cambio señaló que un número aproximado de parques afectados son entre 15 y 20 cada bimestre.

“Detectamos que un parque está apagado, se instala la cablería  y al poco tiempo vuelve a desaparecer”, dijo el entrevistado.

 Reiteró no saber a cuánto ascienden las pérdidas, pero lo más lamentable es la afectación a los vecinos “no sé exactamente cuánto, pero lo más lamentable es la afectación a los vecinos a los que viven alrededor de los parques que se sienten afectados ya que es una obscuridad  total y los niños no pueden ir a jugar en la noche por temor a que les suceda algo, más que la pérdida económica lamentamos la afectación a los vecinos, principalmente los que viven en el sur”.

Continúa el robo de cablería, destrucción de árboles y pintura en los muros. 74 millones gasta el Ayuntamiento al año para darle mantenimiento a los parques.

desarrollo páginas web