El suicidio es un problema de salud pública

08 de noviembre de 2016

El suicidio es un problema de salud pública

El suicidio, es sin duda un problema de salud pública, especialmente en un estado como Yucatán, que ocupa el primer lugar a nivel nacional en estos fallecimientos, sin embargo, es un tema que debe atacarse desde diferentes frentes, afirmó María Elena Mora, psicóloga especializada en epidemiología.

“Es que no hay ninguna medicina única, y  que entonces tenemos que trabajar en todas las plataformas de atención, tenemos que meterlo como un problemas de salud pública para poder darle toda la visibilidad que requiere, y para que se puedan coordinar las acciones de todos los sectores involucrados, desde luego usted tiene toda la razón, el principal predictor es una enfermedad mental, qué necesitamos, que la persona que tiene una depresión que eso le lleva a tener una ideación o pensar ya un plan para hacerlo, llegue a tratamiento para que se le pueda ayudar y mientras más rápido, mejor”.

La doctora en psicología social agregó que le papel del Gobierno en esta situación se ha quedado corto, comenzando con un presupuesto que resulta insuficiente para poder cubrir la demanda de atención.

Ante esta situación, existen varias formas de reorganizar las políticas para que se convierta en un tema prioritario para evaluar a las instituciones que ya se encargan de campañas de prevención para incorporarlas junto con todos los elementos y recursos que hay en la comunidad para atenderlo.

“Pues sí, nos hemos quedado con un presupuesto corto, pero sí podemos hacer con reformas importantes, la manera en la que damos la atención, una diferencia, eso no lo tiene que hacer un personal especializado lo pueden hacer recursos (humanos) que hay en las instituciones, que existen en las comunidades, a partir de establecer redes con los sacerdotes, con los médicos que trabajan en los dispensarios, con las gentes que conocen la comunidad, con las organizaciones de la sociedad civil, entonces eso puede hacer la diferencia”.

 

Por último, la docente del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente” indicó que un punto en particular que requiere atención, es el caso de los hombres que no son capaces de reconocer algún problema de depresión por una idiosincrasia machista que los hace considerar el admitir esta condición como un signo de debilidad, terminando en una decisión fatal.

Nota escrita por

Subiria Duarte

Para prevenirlo y atenderlo es necesario involucrar varios sectores de la sociedad

programadores web