El domingo será la audiencia de imputación del agresor de “Negrito”

03 de abril de 2024

Internet

Internet

“Negrito” es el perrito de Umán que fue agredido por un sujeto con el uso de un hacha y que término cortando de tajo una patita del canino. Esta agresión ocurrió tan solo días después que el Congreso del Estado aprobara la denominada Ley Rufo, la cual tipifica los casos de maltratos, tortura hacia animales domésticos o los que simplemente circulan por las calles o por el medio ambiente.

 

Sin embargo, el tiempo no está a favor de “Negrito”, ya que lo que se aprobó en el Congreso el Jueves Santo, aún no ha sido publicado en el Diario Oficial del Estado. Sobre esto habló, el abogado René Ramírez.

 

“Apenas se aprobó la llamada ley Rufo que ya voy a explicar en que consiste, pero desafortunadamente hay procesos para que eso haga efecto y apenas estamos en el desarrollo de esos procesos jurídicos, por lo tanto, este caso, el de Negrito no va a ser procesado con la llamada Ley Rufo que apenas se aprobó el pasado jueves en el Congreso local, se modificó el Código Penal de Yucatán”.

 

El sujeto que agredió a “Negrito”, ya fue aprehendido por elementos de la Fiscalía General del Estado y de la Secretaria De Seguridad Pública. El próximo domingo será la audiencia de imputación, tal como lo cuenta Ramírez, quien forma parte del equipo de abogados que trabaja en la parte acusadora.

 

“El día de ayer tuvimos la primera audiencia de imputación de delito contra animal doméstico en la que la persona que se le está siguiendo contra la persona, yo no puedo decir más porque ya el domingo tendremos la primera audiencia donde se resolverá si se vincula o no proceso al imputado y se le ha puesto una medida cautelar de prisión preventiva de tres meses, así lo determinó la jueza de control de Umán”.

 

Si este caso, hubiese sido juzgado con la nueva ley Rufo, una posible condena al agresor pudo haber sido mayor.

 

“Con la reforma de la llamada Ley Rufo esto se cambia, ahora todos los animales de distintas naturalezas, como los animales de trabajo ya pueden ser sujetos penales en nuestro estado, la ley anterior tenía una pena máxima de 4 o 5 años de prisión y con esto hasta diez años de prisión, con esto Yucatán se pone a la altura de otras entidades federativas”.

 

Esta ley tuvo el nombre de Rufo en honor al perro que fue decapitado hace varios meses en la Colonia Chuburná Hidalgo de Mérida.

Información de

Ronald Rojas

programadores web