99 personas han sufrido de descompresión en los últimos 9 días

20 de mayo de 2015

99 personas han sufrido de descompresión en los últimos 9 días

En los últimos 9 días  han ingresado 99 personas en la Cámara Hiperbárica del Hospital de Tizimín, por haber sufrido descompresión; todos, pescadores quienes en su intento de conseguir al “cotizado” pepino de mar, han arriesgado sus vidas, al sumergirse a grandes profundidades, por largos periodos de tiempo, sin la preparación suficiente para dicha actividad.

De todos estos casos, no ha habido defunciones en el hospital, el único caso reportado, fue en de un hombre de 49 años, oriundo de Playa de Carmen, quien luego de sufrir de descompresión, falleció en el trayecto a la clínica, por lo que al llegar, se procedió a realizar el dictamen de su fallecimiento, que fue por: encefalopatía hipoxica, es decir falta de oxígeno en el cerebro.

La descompresión, es una enfermedad que puede afectar a casi cualquier parte del cuerpo, indicó el médico asignado a la Cámara Hiperbárica de Tizimín, Juan Carlos Tec Tun, desde los huesos, los músculos, las articulaciones e incluso el sistema nervioso y dependiendo de las partes afectadas se pueden tener secuelas que podrían llegar, en el peor de los casos a la muerte.

“El paciente cuando sufre un cambio de presión, los gases que se generan se pueden ir a varias partes del cuerpo, como al sistema nervioso central, que es donde se rige todo el cuerpo, ahí están donde se rige la presión arterial y la frecuencia cardiaca, si el exceso de gas se va en esa área, ya no controlamos la presión ni la frecuencia cardiaca y el paciente muere por un paro cardiorrespiratorio”

Una persona que se dedica a la actividad del buceo, debe tomar en consideración 3 cosas para prevenir sufrir de descompresión: la profundidad, a mayor profundidad mayor presión y cantidad de gases en el cuerpo, lo que implica mayor riesgo; el tiempo de buceo, mientras más tiempo de pasa bajo el agua, más tiempo se debe esperar para poder salir de esta y, por último la emersión, esta debe ser realizada de manera lenta y paulatina, en ningún caso de manera violenta y rápida.

Por citar un ejemplo, si un buzo ha trabajado durante una hora a unos 20 metros de profundidad, su ascenso a la superficie debe tomar unos 30 minutos, haciendo varias paradas conforme se va subiendo, para permitirle a su cuerpo acoplarse a las diferentes condiciones de presión.

Algunos de los síntomas que una persona experimenta cuando se ha descomprecionado puede ser: mareos, vómitos, intenso dolor, comezón y en algunos casos la perdida de la conciencia.

“Si se aloja en las articulaciones, el paciente viene con dolores extremadamente fuerte y por ejemplo si el daño es el hueso, este se puede lastimar por la falta de oxígeno, se infecta y puede que llegue a requerir una prótesis”

 

Ante un cuadro de este tipo, la persona debe ser trasladada de manera inmediata a la Cámara Hiperbárica, en un lapso no mayor a los 60 minutos, para minimizar las secuelas, en tanto, el paciente deberá contar con un tanque de oxígeno así como con suero para rehidratarlo. 

Escucha la nota

Dichos casos se han registrado tan solo en el Hospital de Tizimín, atendiendo a pescadores de Rio Lagartos, Holbox y el Cuyo.

campañas publicitarias en línea