Un año de manifestaciones por “Crecicuentas”

27 de agosto de 2015

Un año de manifestaciones por “Crecicuentas”

Tras 52 semanas manifestándose a las puertas de palacio de gobierno cada sábado, pidiendo les regresen el dinero que invirtieron en Crecicuentas, las “abuelitas de la plaza grande”  no pierden la esperanza ni las ganas de que algún día verán en sus manos de nueva cuenta el producto de muchos años de trabajo y sacrificio.

Ante este panorama acudimos hasta Oxcutzcab, tierra de donde son la mayoría de los ahorradores defraudados para conocer de cerca cada uno de sus casos.

Las mujeres aseguraron que continuarán viajando cada sábado para manifestarse a las puertas de Palacio de Gobierno, hasta que la autoridad las escuche.

Son muchas las historias y los rostros humanos detrás de este fraude, algunos aun visiblemente enojados, otros con lágrimas en los ojos, pero todos, exigiendo una sola cosa, su dinero, su ahorro, su patrimonio ahorrado con años de trabajo, de regreso.

Así lo confirmó Víctor Paat, quien durante 15 años trabajó en los Estados Unidos como cocinero en diverso restaurantes, ahorrando dinero para enviarle a su familia en Yucatán, su esposa y sus 3 hijos, pero, los 600 mil pesos que logró conseguir durante todo ese tiempo, “simplemente desapareció”, luego de que la empresa cerró sus puertas sin previo aviso.

“Nos dolió mucho porque la mayoría somos gente humilde y pues yo hasta ahorita no eh encontrado un camino, porque yo pensaba el día que me den mi dinero yo quería comprarme un terreno, es mucho el dinero que me quitaron”, expresaron.

Un caso similar vive doña Dorca, quien su esposo ha estado en los Estados Unidos por 10 años y quien iba a regresar a tierras yucatecas el año en la que la empresa cerró llevándose de igual manera todos sus ahorros, por lo que hasta el momento no ha podido regresar.

“El dinero que él trabajo es lo que me robaron, yo juntaba el dinero para que mis hijos pudieran estudiar y ahorita mis hijos no están estudiando porque el dinero que me robaron era para eso”, comentaron.

Así como el caso de María, quien confió en las arcas de Crecicuentas los ahorros de toda una vida de trabajo de su esposo, una suma de 800 mil pesos, que no han podido recuperar.

“Soy ama de casa pero mi esposo trabajo en los Estados Unidos, él me mandaba dinero y yo lo ahorraba, yo ahí llevaba el dinero que mi esposo me mandaba y me robaron mis 800 mil pesos”, relató.

 

Los lugareños aseguran que son más de 1200 familias las que se vieron afectadas, tanto de Oxcutzcab como de sus comisarías y municipios cercanos sin embargo no todos han denunciado.

Escucha la nota

El grupo “Abuelitas de la Plaza Grande” no pierde la esperanza de ver nuevamente sus ahorros

marketing digital