TIZIMIN: Incrementa la estadística de menores infractores.\r\n\r\n

19 de agosto de 2013

TIZIMIN: Incrementa la estadística de menores infractores.\r\n\r\n

En la sala de detención de menores infractores de la Policía Municipal de Tizimín al menos un adolescente es detenido a diario por alguna falta.

Según datos de la Unidad de Prevención del Cuartel Morelos, en lo que va del año se registran 313 casos de menores infractores por algún delito; presuntos robos, faltas a la moral, vagancia, accidentes de tránsito, no ingresar a clases, inhalar sustancias tóxicas en la vía pública, pero la mayoría de las veces por estar en estado de ebriedad, riñas e impertinencia con la autoridad.

La estadística de enero a julio de menores infractores de este año casi alcanza la del 2012 donde hubo 326 casos, una cifra alarmante, aunque varios adolescentes son reincidentes.

El comandante Federico Cuesy Adrian, explica cual es la causa del aumento de esta estadística que engloba un problema social.

“Aparentemente incrementa la cantidad de gente que comete más faltas, pero no es así, nosotros estamos aumentando la capacidad de la policía para vigilar más y para estar más al pendiente de los jóvenes por eso se registran más casos que el año anterior, entonces allá estriba, allá está la situación, pero quiero decirle que además de todo a los jóvenes se les da un trato digno acá en la corporación…”

La policía Municipal ha implementado en escuelas de secundaria y preparatoria programas preventivos, (por ejemplo “Tú decides”), con la finalidad de orientar y concientizar a los jóvenes sobre las consecuencias que traen consigo las adicciones como el alcoholismo, el tabaquismo y las drogas, así de involucrarse en el pandillerismo y vandalismo.

Con estas acciones, Cuesy Adrian asegura que en Tizimín resulta benefactor para la juventud. Sin embargo, insiste que los buenos modales en casa son primordiales para la integridad del ser humano. La falta de comunicación y el mal ejemplo de los padres hacia sus hijos son los principales factores que propician la pérdida de valores, afirma el comandante.

“Muchas veces los padres son los primeros impulsores del consumo de alcohol en casa, además de las malas amistades de los jovencitos”, comenta el jefe policiaco.

“Después el pagano es el papá o la mamá cuando el muchacho está enviciado, entonces si tiene que procurar no ser mal ejemplo en el hogar al contrario dar un buen ejemplo en casa para que los jóvenes no puedan decir ‘a mí qué me dices, si tu bebes’ entonces si eso pasa no puede haber más que reproche de parte de los hijos, pero si hay una buena comunicación con los hijos creo que eso se puede evitar…”

La cifra de los menores infractores sigue aumentando y en pocos días rebasará la estadística de 2012 con los ingresan en este mes de agosto.

“Al llegar a esta oficina, los padres de familia lamentan tanto que sus hijos a temprana edad cometan actos vergonzoso, pero los primeros responsables en enseñarles el bien son ellos” concluyó el director de la Policía Municipal.

Noticieros Cadena RASA, Fidel Dzib.

search engine optimization