Tizimín: Desmienten al director del Hospital San Carlos de Tizimín

02 de diciembre de 2013

Tizimín: Desmienten al director del Hospital San Carlos de Tizimín

La ley no obliga a los médicos a expedir un certificado de defunción cuando no existe documentación oficial para identificar al paciente que muere en un hospital o consultorio, aunque si pueden hacerlo de buena fe si se solicita a testigos que reconozcan el cadáver, señalan autoridades civiles y de salud.
Este no es el caso del bebé Cristopher Alexander Caamal Cob, quien falleció el 26 de noviembre en el Hospital San Carlos, de Tizimín, cuyo director Mario Edgardo Meneses Mena, declaró que los doctores no pudieron expedir su certificado de defunción porque el niño de 19 días no tenía registro de nacimiento en el Registro Civil.

Sobre este caso particular, entrevistamos a la directora del Registro Civil de Yucatán, Marta Góngora Sánchez, quien enseñó al reportero copia del registro de nacimiento de Cristopher Alexander, expedida el 22 de noviembre pasado, y el certificado de defunción y el acta de defunción, documentos que se emitieron el 26 de noviembre cuando falleció el pequeño.
Los padres del bebé, señores Juan Anselmo Caamal Chan y Neydi Guadalupe Cob Xuluc, declararon que cuando les negaron el certificado de defunción sólo tenían el certificado médico de nacido vivo que el mismo Hospital San Carlos expidió el 7 de noviembre, fecha de nacimiento de su hijo.
El subdirector médico del Hospital O’Horán, doctor José Luis Rodríguez, comentó que en caso que el niño no tenga registro de nacimiento basta con el certificado de nacido vivo, que tiene la huelle del pie, para que el médico expida el certificado de defunción en un hospital o consultorio.

La abogada Marta Góngora Sánchez explicó que es necesario presentar el certificado de nacido vivo, pero en caso que éste no exista, el médico puede expedir el certificado de defunción preguntando a testigos sobre la identidad de la persona muerta en un hospital.

El doctor José Luis Rodríguez precisa que cuando una persona llegue muerta a un hospital es necesario notificar del caso a la Fiscalía General del Estado. Si una persona sin identificación ni familiares muere en un nosocomio también es obligatorio avisar a las autoridades judiciales.

La ley no obliga a los médicos a expedir un certificado de defunción cuando no existe documentación oficial para identificar al paciente que muere en un hospital o consultorio, aunque si pueden hacerlo de buena fe si se solicita a testigos que reconozcan el cadáver, señalan autoridades civiles y de salud.

diseño web personalizado