Remembranza de un personaje tizimileño: Gustavo Osorio Barrera

24 de mayo de 2014

Remembranza de un personaje tizimileño: Gustavo Osorio Barrera

Un 23 de mayo, pero hace catorce años, murió uno de los hombres del que Tizimín le debe el progreso como municipio y merece ser recordado, apunta el Prof. Luis Pérez Salazar, historiador local, en torno al aniversario luctuoso de don Gustavo Osorio Novelo, presidente municipal de 1950 al 52.

Desde muy joven demostró sus agallas al ocupar cargos públicos. Tenía 18 años de edad cuando fue secretario del Ayuntamiento, dos años más tarde fue fundador de la Asociación Deportiva Yucatán (ADY) y en ese mismo tiempo el Ayuntamiento de Valladolid lo nombró tesorero, puesto que desempeño durante 3 administraciones consecutivas, que en aquel entonces tenían una duración de 2 años.

Durante ese período se casó y tuvo 5 hijas con Rosario Rico Cetina. En 1942 regresa Tizimín, relata el cronista.

“En 1942 regresa a Tizimín como tesorero del Ayuntamiento en el bienio del presidente municipal Alfredo Arceo Pérez, también existía una junta de mejoras materiales y con la visión que tenia dentro de los político logra la petrolización de las primeras calles de Tizimín, se le puso nomenclatura, también se hacen las primeras aceras del Centro que eran de piedras labradas”

También por su iniciativa los policías municipales recibieron su primer uniforme, reorganizó la Banda de Música Municipal y la primera Banda de Guerra.

De 1950 a 1952 se desempeñó como alcalde de Tizimín y preocupado por la educación de los niños de la cabecera, gestionó la construcción de 4 escuelas primarias: Sebastián Molas, Manuel Alcalá y Alcalá, Davis Vivas Romero y Benito Juárez, de la comisaría de Kikil.

Luego de su administración, fue Inspector Especial de Pavimentación y Desagüe de la Ciudad de Mérida y posteriormente gerente del Banco del Sureste (más tarde llamado Banco del Atlántico), por 30 años.

El 4 de marzo de 1961 es nombrado presidente del primer Club Rotario de Tizimín, del que fue socio fundador; y el 11 de diciembre del siguiente año se hizo presidente del Patronato “Pro-Construcción de la Secundaria Miguel Barrera Palmero”, donde colaboró económicamente.

Pero uno sus hechos que trascienden hoy en día fue que promovió la construcción del camino vecinal Tizimín- Valladolid, dice Pérez Salazar, al igual la carretera Tizimín- Buctzotz.

“También algo importantísimo que le da lugar a Tizimín es una vía de comunicación para la comercialización de sus productos (teníamos el tren, pero hasta ahí nada más) el toma la iniciativa de la construcción de la carretera petrolizada a Valladolid que se inaugura el 15 de enero 1962 por el Lic. Adolfo López Mateos. En 971, también por iniciativa de él mismo se comienza la carretera Tizimín-Sucilá-Buctzotz, solo podíamos ir por Valladolid o Pisté si queríamos ir en carretera”

Por esos trabajos, recibió un diplomado de honor de la Asociación Regional del Caminos de Yucatán. En un reconocimiento hecho por la cámara de Comercio local elogian otros logros de su esfuerzo: la instalación de la red telefónica en Tizimín e impulsor de otras obras como la solicitud para la edificación del Hospitales de Salubridad, del Seguro Social, y del campo deportivo Juan Rivero Alonso.

“Yo creo que mucho del progreso de Tizimín se le debe a don Gustavo a don Gustavo Osorio, que en su momento contribuyó al desarrollo económico de nuestra villa en ese entonces, logra colocarlo en el primer lugar de las poblaciones de la Ciudad de Mérida”

actualización sitio web