No hay sanciones para dueños de predios en ruinas

25 de febrero de 2016

No hay sanciones para dueños de predios en ruinas

El reglamento de la ley federal sobre monumentos y zonas arqueológicas del Instituto Nacional de Antropología e Historia señala que todas las construcciones históricas o coloniales que se encuentren dentro de las áreas “protegidas” de la ciudad no podrán ser intervenidas ni remodeladas sin el permiso respectivo y, en caso de derrumbe por abandono, deberá ser reconstruido con las mismas características que tenía antes del colapso.

Sin embargo, dicha ley no prevé ningún castigo administrativo o penal en contra de los dueños incumplidos, por lo que el predio podría permanecer un tiempo indefinido en ruinas.

Es decir, la ley contempla que, cuando esos edificios sufran cualquier deterioro, incluso el derrumbe, sea por abandono o negligencia, sus propietarios deberán resarcir la perdida pero, si alega que carece de recursos, se llega a un callejón sin salida pues no hay manera de hacerlo reparar el daño.

Es por eso, que se creó una iniciativa, actualmente congelada en la Cámara de Diputados, que pretende hacer un cambio a la ley para facultar al Gobierno del Estado a comprar los predios en condiciones ruinosas, restaurarlos y convertirlos en espacios de uso público.

El jefe de trámites y servicios legales del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Yucatán, José Chab Cárdenas, señaló que el problema de las casonas abandonas del Centro Histórico de Mérida lleva varias décadas, especialmente por problemas legales, pues muchos se encuentran intestadas, por lo que con el pasar de los años se van deteriorando hasta llegar a un punto en el que los dueños no poseen el dinero para reconstruirlas.

“Lo que te puedo decir reparar un predio a través de trabajos menores continuos es más barato que realizar un mantenimiento que no hiciste en 10 años, por eso siempre exhortamos a la gente a hacer su mantenimiento preventivo”.

El polígono protegido en Mérida abarca 650 manzanas, es decir, todo el Centro Histórico, Paseo de Montejo y algunas colonias como Itzimná, entre otras.

Cab Cárdenas informó que solo 9 de los 15 predios que el ayuntamiento meridano tiene diagnosticados como “de riesgo inminente de derrumbe”, son competencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia, por lo que ya han tenido acercamiento con los dueños para intentar llegar a una solución y recatarlos del abandono.

 

Manifestó que la importancia de su recuperación no solo radica en el valor histórico, sino que esas casonas representan un problema en mucho otros niveles como de protección civil, al ser un riesgo para los transeúntes; de sanidad al acumular basura y desperdicios y de seguridad.

Escucha la nota

Algunos edificios protegidos por el INAH son considerados monumentos históricos que se están derrumbando por negligencia

diseño comercio electrónico