No hay denuncia ni responsables por la muerte en el O’Horán

19 de abril de 2019

No hay denuncia ni responsables por la muerte en el O’Horán

Aún las personas que trabajan en los alrededores del Hospital Agustín O´Horán recuerdan la escena desgarradora deaquel lunes en la noche, cuando el joven Eleazar Emmanuel Tziú Castañeda, limitado por su discapacidad física y de 18 años de edad murió en los brazos de su madre sin recibir atención médica.

La madre del joven llegó con su hijo en brazos cuando el sol aún no se ocultaba, así lo relató un testigo de la triste escena, Gustavo Cauich…

“Nosotros nada vimos que cuando pegó el taxi y bajó la señora con el niño y le estábamos diciendo al taxista que podía pegar la unidad pero nos dijo que la señora está muy desesperada y se bajaron y entraron”

La hermana del hoy occiso aseguró ante los medios de comunicación que tras no ser atendidos en el  módulo del Instituto Mexicano del Seguro Social de su localidad, viajaron a Mérida para recibir atención en urgencias del Agustín O´Horán, donde tampoco se le brindó la debida atención, de acuerdo con el familiar de Eleazar Emmanuel…

“Si entramos y estaba respirando y todo pero necesitaba el oxígeno para respirar muy bien… Sólo le dijeron que se sentaba. Cuando salimos ya y qué”

Gustavo Cauich, quien trabaja en la coordinación de los taxis que se paran en el lugar, recordó que después de eso la madre salió con su hijo sin signos vitales y en sus brazos…

“Fue cuando la señora se sentó llorando y ahí se quedó en la silla diciendo que estaba muerto”

Recordó que la progenitora no llamó a la policía, solo quería regresar a Oxkutzcab…

“Salió diciendo que quería un taxi para que la lleve a su pueblo y nos percatamos y ella dijo que el niño estaba muerto y el taxista dijo que así no la puedo llevar. Ahí fue cuando la gente dijo para echarle una mano y llamaron a la policía”

Luis Manzanero también fue testigo de la escena. La oficina de este trabajador es una silla roja que está al frente de la puerta de urgencias del Hospital Agustín O’Horán. Allí, misma donde se sentó la señora con su hijo cubierto por una manta por más de dos horas

“A las 8:30 le deje la silla porque no podía irme y tenía el niño en los brazos, el cadáver en los brazos más de dos horas con el niño en los brazos”

Eleazar Emmanuel Tziú Castañeda ya fue velado  y enterrado. Entretanto, en la Fiscalía General del Estado no hay una denuncia por este caso. Por las autoridades del hospital no hubo pronunciamiento, ni tampoco por parte de la Secretaría de Salud, sólo un comunicado por parte del Gobierno del Estado.

 

Nota escrita por

Ronald Rojas

Escucha la nota

Hace unos días fue velado Eleazar, el joven con discapacidad que falleció en los brazos de su madres, afuera de la sala de Urgencias del nosocomio meridano

diseñadores web