“La amenaza de las vacunas pirata…”

24 de marzo de 2021

“La amenaza de las vacunas pirata…”

La semana pasada el SAT decomisó en el Aeropuerto Internacional de Campeche, un envío que contenía casi 6 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V.  Todo parece indicar que ese lote de vacunas sirvieron al empresario Hondureño Mohamad Yusuf para vacunar a sus amigos, a trabajadores suyos y a políticos campechanos. El avión detenido viajaba a Honduras y al parecer, allá vacunaría a los trabajadores de sus maquiladoras y es de suponer, también a allegados suyos.

Cuando escuché por primera vez la noticia, imaginé que quien la llevaba a Honduras pensaba hacer negocio con su venta, pero por lo publicado en Reforma y en Sin Embargo, al parecer engañaron al empresario Hondureño. Desde la semana pasada corrieron rumores de nombres de los amigos suyos vacunados, pero supongo que si alguien hubiera pagado por esa vacuna, ya se habría filtrado alguna información.

Lo importante con este caso es que al parecer, la Organización Mundial de la Salud hizo lo correcto al proponer que la vacunación sea a través de los gobiernos porque, según recuerdo, dijeron que si las vacunas empezaban a comercializarse, el mundo se llenaría de vacunas piratas, lo cual sería una catástrofe porque gente que se pensaría vacunada, haría su vida normal sin estarlo en realidad, favoreciendo la aparición de nuevas sepas y prolongando la pandemia.

Sin embargo, es un hecho que las vacunas que se producen son insuficientes y en Europa, la tercera ola está tomando fuerza. Recién la canciller de Alemania, Ángela Merkel, volvió a restringir las actividades de movilidad en su país, pero lo más grave es que anunció que esta es una “nueva pandemia”, refiriéndose a que la variante del virus que ocasionó este nuevo encierro es más contagiosa, más letal y es la que prevalece en Alemania.

Al parecer, las vacunas si funcionan contra estas sepas, por lo tanto, si usted tiene el privilegio de vacunarse, hágalo; pero vacúnese siguiendo las instrucciones que emanan del Gobierno; no vaya a ser que como en Campeche, exista un empresario por ahí que tratando de quedar bien, consiga vacunas patito.

Escrito por...

Bernardo Laris

campañas publicitarias en línea