Gasolina y etanol daña los motores

09 de septiembre de 2015

Gasolina y etanol daña los motores

El uso de gasolinas mezcladas con etanol, como las que despachaban en dos estaciones del grupo Lamol,  no sólo dañan los vehículos a largo plazo sino, además, resultan más caras pues el alcohol se consume entre un 25 y un 30 por ciento más rápido que el otro combustible.

Fuentes dignas de crédito señalan que un litro de etanol vale apenas siete pesos y uno de gasolina 14, por tanto, al hacer la mezcla y venderla a este segundo precio se cometía un delito que debe ser sancionado.

En días pasados dimos a conocer que personal de Pemex descubrió “in fraganti” la descarga de una pipa con 30,000 litros de etanol en un tanque de gasolina Magna en una estación de servicio propiedad de Lamo, en Juan Pablo II. Oficialmente se informó que una operación similar se hizo en otra estación del mismo dueño frente al aeropuerto.

Hasta el momento, según Pemex, continúen con el análisis de la cita mezcla y dice, que en caso de que el resultado sea positivo, se le podía retirar la concesión al grupo gasolinero; independientemente de esto, lo que más preocupa a los automovilistas es saber cuáles son las consecuencias del uso de aquella sustancia en los motores.

En busca de una respuesta NotiRasa entrevistó a Sinay Cuadros Benítez, asesora de Servicio e Ingeniera en Innovación y Desarrollo Empresarial, quién aseguró que el etanol puede dañar a largo plazo el motor de los vehículos, a no ser que se les gana diversas modificaciones.

“Un daño interno al motor, sería a largo plazo, no sería alguna inestabilidad que nos haga hasta ahora no conozco alguno, ahora el porcentaje de la mezcla del etanol depende mucho, desventajas si tiene, depende de cómo lo consideremos” enfatizó.

Se acuerdo con la información proporcionada por la especialista, al utilizar un 10% de etanol se debe modificar el carburador, pues al ser de aluminio esta sustancia puede dañarlo; por otra parte, al utilizar de un 10 a un 20% de la sustancia, se deben sustituir el carburador y los inyectores convencionales por unos de acero inoxidable.

Finalmente en cantidades de 20% a 100% de etanol se requiere una modificación total del motor, es decir carburador, partes metálicas y plásticas, el tanque de combustible, tubo de escape y demás aditamentos; lo que generaría un costo elevado para los automovilistas o a los fabricantes.

“El nivel de octanaje que tiene el etanol es mayor que la gasolina, y aunque para el motor podría ser benéfico pero las consecuencias al utilizar el porcentaje del etanol excesivo si nos podría traer desventajas, tal vez no va a contaminar el vehículo pero la producción del etanol si”  expresó.

Aunado a esto, la especialista refiere que aunque el etanol puede ser más barato que la gasolina, también se consume de 25 a 30% más rápido lo que provocaría que este combustible no rinda de la misma forma en los autos.

 

Además, dijo, en la producción cada litro de etanol se producen 20 litros de linaza, una sustancia contaminante; así mismo, detalló que el etanol se produce de la caña de azúcar y en muchos lugares aún se realiza la quema de esta antes de la cosecha, por lo que se liberan grandes contaminantes que agravan el calentamiento global.

Escucha la nota

Una de las desventajas de este combustible es que se consume un 30% más rápido que la gasolina

campañas google