El fuego de la guardería ABC sigue incendiando el alma de México

06 de junio de 2012

El fuego de la guardería ABC sigue incendiando el alma de México

A tres años del incendio de la guardería ABC de Sonora, el fuego sigue incendiando el alma del país entero, mientras las llamas de la culpa queman y torturan la conciencia de los responsables de la tragedia, que aún no se tiene claro si fue accidental o maliciosamente provocada.

A las 2.45 de la tarde del 5 de junio de 2009, un incendio que inició en una bodega del gobierno de Sonora contagió una insegura guardería donde se creía que estaban a salvo 153 niños y niñas, de 3 meses a 4 años de edad, muchos de los cuales dormían en sus cunitas.

El paso del tiempo ha escarbado tenebrosos detalles que podrían inspirar una oscura historia de élite urdida de ambición, corrupción e impunidad.

Los padres de 49 ángeles carbonizados en la guardería ABC gimen por “justicia ejemplar caiga quien caiga”, pero sus gritos no conmueven a las autoridades que ignoran a los Santos Inocentes mientras encubren y protegen a los Judas y Herodes.

Se cuenta que en la bodega donde empezó el fuego se escondían documentos de hacienda que comprometían al saliente gobernador priista Eduardo Bours.

Padres de 24 chicos con quemaduras en 80% del cuerpecito han pedido ayuda y justicia. La ayuda les ha llegado en forma de dinero, pero la paz interior aún está muy lejos. Salió a la luz que una de las accionistas de la guardería es Matilde Altagracía Gómez del Campo, sobrina de la esposa del presidente panista Felipe Calderón.

Hasta ahora sólo funcionarios de bajo nivel han sido sancionados por el holocausto de Sonora.

Un incendio que inició a las 2:45 de la tarde del 5 de junio de 2009 en una bodega del gobierno de Sonora contagió una insegura guardería.

diseñadores web