Arena yucateca sin condiciones para desove de tortugas marinas

02 de abril de 2014

Arena yucateca sin condiciones para desove de tortugas marinas

Del mes de abril al mes de octubre en playas yucatecas se da la temporada de anidación de diferentes especies de tortugas marinas, pero este año las tortugas se van a topar con un problema ya que la arena de las costas yucatecas aún no tiene las condiciones necesarias para que depositen sus huevos, debido a que no han caído las primeras lluvias. Los ejemplares adultos ya han arribado y realizado reconocimientos en Sisal, a esa acción se le denomina arqueo, informó Luis Antonio Méndez González, Jefe del departamento de Conservación de Ecosistemas de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (SEDUMA).

De abril a octubre las tortugas blanca, de carey y en ocasiones la laúd, la especie marina más grande del mundo, retornan a la costa donde nacieron para depositar desde 80 hasta 230 huevos, dependiendo de la edad del ejemplar, pero el promedio es de 150; mayo es el mes de mayor anidación.

Durante los siete meses que dura la temporada de anidación, la SEDUMA realiza recorridos para verificar las condiciones de los nidos, en las tres zonas protegidas en el estado donde comúnmente se lleva a cabo la puesta, que comprenden Sisal, Telchac Puerto y Dzilam de Bravo, en caso de que alguno se encuentre en riesgo, se traslada a un centro de protección, de lo contrario, permanece en su lugar y monitorean el nacimiento de las crías, acción conocida como eclosión, que se da dos meses posteriores a la puesta.

"Si hay algún riesgo, digamos en Dzilam hay presencia fuerte de mapache, en Telchac es una zona urbanizada y en Sisal la erosión costera, si el nido está en riesgo lo trasladamos a los corrales de incubación, si no está en riesgo, se queda ahí en el lugar y se le dice “in situ” y nada más marcamos las coordenadas y lo dejamos ahí" indicó.

Las tortugas recién eclosionadas, es decir cuando salen del huevo, tienen predadores naturales, tanto en tierra como en agua, pues son el alimento de peces, gaviotas, cangrejos, incluso en su vida adulta, los tiburones contribuyen a mantener el equilibrio en la naturaleza, ya que de lo contrario, habría una sobrepoblación. En México, el hombre forma parte de ellos, sin embargo en nuestro estado, los humanos no son considerados como depredadores de la tortuga marina, sostuvo el entrevistado.

Para la protección de estas especies, la secretaría realiza diversas acciones:

"Con los campamentos con los recorridos de inspección y vigilancia los cuales han ayudado a evitar la depredación por humanos y damos pláticas de educación ambiental a la gente que asiste a ver cómo los neonatos se van al mar y aprovechamos para tocar temas importantes aparte de tortuga, como es el agua y la basura, principalmente la basura, que es una problemática que abarca todo, pero relacionado con tortuga" comentó.

En cifras, el porcentaje de eclosión ronda el 85%, mientras que el de sobrevivencia es de un ejemplar por cada mil. En 2013 se registraron en campamentos 545 nidos de tortuga carey con más de 79 mil huevos y 21 nidos de tortuga blanca con más de 2 mil huevos, sumando los in situ, un millón de crías nacieron durante la temporada pasada.

2012 fue el año con mayor anidación, debido a la erosión de la costa, por tal motivo la mayoría de nidos tuvieron que ser trasladados al corral, por otra parte, según los datos de administraciones anteriores, en 2001 sólo hubo 44 nidos, mientras que en 2007, 94, en este punto, Méndez González refirió que no considera que esos números sean certeros.

desarrollo web a la medida