Acusan de negligencia a doctores del Centro Materno Infantil

29 de mayo de 2013

Acusan de negligencia a doctores del Centro Materno Infantil

Silvia Caamal Cruz vecina del municipio de Conkal, esperaba con ansias su tercer hijo, ya tenía según ella, 36.4 semanas de embarazo, pero llegó el 9 de mayo al Centro Materno Infantil con sangrado alrededor de las 4 de la tarde, pero no fue atendida de inmediato, tuvo que esperar, ante la desesperación de sus familiares, cinco horas sentada.

Según dijo, entró a valoración a las 9 de la noche y el doctor que le atendió le señaló que era un desgarre y que tenga paciencia. Agregó que le sacaron los residuos que le quedaron adentro y el médico le recomendó hacerse una radiografía y la regresó a su casa con la recomendación de que su embarazo era de alto riesgo.

La entrevistada agregó que en su casa le continuó el sangrado durante toda la noche, aunque se controló gracias a las pastillas de “Egotrate” que le recetó el doctor, al día siguiente 10 de mayo retornó al Materno donde otra vez le hicieron esperar, ahora de 7:45 de la mañana a 11:30 horas hasta que el médico le atendió, pero le pidió que no pudiera hacer nada sino tenía el ultrasonido.

Señaló que con el ultrasonido en mano, checó mi estómago, entró y salió del consultorio, sólo para informarme que o tengo bebé, porque sólo tenía 15.5 semanas.

Según la entrevistada todo le parece raro porque el 1 de mayo en su último chequeo, que no fue en el Centro Materno, sino con una doctora particular que la checó, todo iba muy bien, además que ni el doctor y menos el director del nosocomio me dieron una explicación de lo sucedido.
Agregó que toda su familia sabía que estaba embarazada, el bebé se movía y según agregó que tiene un ultrasonido que se tomó en el hospital de Oportunidades en Conkal donde aparece su bebé completo y ahora me quieren decir que mi embarazo fue psicológico.

Mi embarazo era de alto riesgo, dijo la entrevistada, ya que padezco de diabetes, pero aseguró si estar embarazada porque conoce los síntomas pues ya tuvo dos bebés.

Comentó que después acudió a la Clínica Santa María y posteriormente al Centro Médico Pensiones donde los doctores le comentaron que sus órganos estaban limpios y nunca le hicieron un legrado.
Su esposo, Juan Manuel Pech Gómez, de oficio herrero ya interpuso una denuncia en el Ministerio Público ante quien resulte responsable.

diseño web a la medida