A 28 años de la tragedia del Águila Dorada

01 de junio de 2023

A 28 años de la tragedia del Águila Dorada

Aquel jueves 1 de junio de 1995 la historia de Yucatán agrega a sus páginas un episodio funesto, pues un día como hoy, pero de hace 28 años ocurrió una de las peores   desgracias marítimas en aguas locales.

Como cada primero de junio se festeja el Día de la Marina en México, todos los puertos de territorio nacional realizan eventos conmemorativos y Yucatán no es la excepción, ese día en la central de radio en Progreso una señal de auxilio mencionaba que la embarcación “El Águila Dorada” se había hundido, lo peor, habían muertos, entre estos niños, pues familias enteras asistieron a la celebración.

No se dimensionaba al momento lo que estaba sucediendo, esa señal apenas anticipaba lo que después se sabría, 23 personas en total perdían la vida con este hundimiento.

Las sirenas de los servicios de emergencia interrumpieron la música y los festejos que aún se llevaban a cabo, entre las actividades paseos breves en barcos, fue por ello que el Águila Dorada zarpo.

Entre la incredibilidad y el asombro, los comensales y parroquianos no imaginaban lo que iban a presenciar, pues a las 5:30 de la tarde aproximadamente los cuerpos de las personas fallecidas llegaban a tierra, así como los sobrevivientes que fueron trasladados inmediatamente a hospitales de Mérida.

Los trabajos obligaron a coordinarse tanto el gobernador Federico Granja Ricalde y al presidente municipal, Álvaro Luis Sierra Pérez, pues la magnitud del evento tomo otra dimensión y precisamente el que había estado presente en la ceremonia del evento era Sierra Pérez.

Se dijeron muchas cosas, que fue una mala maniobra del patrón de la embarcación, sobrecupo de la nave lo cierto es que ese día todo se dio para la desgracia.

Pero dentro de esta también se relata un hecho de heroísmo y milagros pues se dice que el pescador Pedro Sonda Canul “Chobi” al momento de remolcar al barco, este bajo y logro ver a una niña atrapada en una cámara de aire logrando sobrevivir hasta que llego este pescador que ese entonces tenía 67 años de edad.

Son 28 años desde que Progreso sigue llorando esas 23 vidas y aunque el puerto se haya trasformado como lo está hoy en día, nada cambia el sentir de ese 1 de junio de 1995, el día de la desgracia del Águila Dorada.

Información de

Rigel Alonzo

mantenimiento sitio web