"Ya no me hace reír Taco de Ojo"

14 de julio de 2021

"Ya no me hace reír Taco de Ojo"

 Esta semana vi un video del cómico Taco de Ojo,  que como cómico me ha hecho reír a carcajadas,  no solo aquí sino  hasta en la CDMX cuando fue llevado a la Semana de Yucatán en  la capital,  evento del cual hice  cobertura,(creo que fue en el inicio de Rolando Zapata), se me hace genial la manera de tropicalizar el stand up sin caer en los clásicos personajes ahora “regionales”, en fin como generador de carcajadas mis respetos, pero como líder de opinión… me reservo.

Veía el lunes el Facebook y ahí me sugirió dentro de mis preferencias ese video, al abrir vi que era el simpático personaje lo cual atrajo mi atención, ¿el panorama? una familia de escasos recursos viviendo en precarias condiciones, más me atrapo, Taco de Ojo contaba que esa familia invadió  un terreno el cual era habitado por malhechores, drogadictos, lo peor de la escoria, pero que solo esa familia pudo sacar a los delincuentes y restaurar la casa; acto seguido, los verdaderos dueños del predio vinieron a reclamar su propiedad, pero al encontrar esta situación, los propietarios les dieron un plazo de 3 meses a los invasores, el plazo se cumplió, la familia no se fue, regresaron los dueños con machetes a sacarlos, (versión de los afectados)  en las imágenes solo se ven mujeres y niños.

Al ver esa historia no me pareció simpática la situación de la familia, ¡oh sorpresa! Taco me estaba informando pero al revés, romantizando la invasión de predios y pandilleros, ¿porque lo digo?, porque si uso mi lógica si esa familia saco a pandilleros y escorias ¿porque no pudieron contra los dueños?, no se ven hombres, ¿las mujeres y niños sacaron a los pandilleros?

Mi versión es que esa familia invadió un predio, porque esté  o no deshabitado no les pertenece, no tienen ni un derecho, al contrario, el delito es de ellos porque están invadiendo propiedad, los dueños al pedirle a los invasores  que se fueran estos no hicieron caso aun así  les dieron 3 meses pero… ¡ni así se salieron!, la señora alegaba que ya hasta  habían construido, ¡pero si es el colmo! ¿Cómo construir en una propiedad que no es mía?,  sin embargo la señora admite que no es la primera vez que lo hace, pero al llegar la policía no arrestaron a los invasores, ¡sino a los dueños del predio!! ¡Los dueños!

El colmo es que el personaje pide compartir esta información mal contada, “”por ser pobre tengo derecho a invadir, y la autoridad me respalda”, ese fue el mensaje, para mí a lo que mi conclusión es:

“No romanticemos tanto  la pobreza porque podría darnos delincuentes”.

escrito por:

Rigel Alonzo

Opinión de Rigel Alonzo

posicionamiento en buscadores