Vifac, un amplio camino de vida para mujeres embarazadas sin ningún apoyo

07 de marzo de 2014

Vifac, un amplio camino de vida para mujeres embarazadas sin ningún apoyo

Desde hace 14 años, la organización mexicana Vida y Familia (Vifac) ofrece en Mérida casa, alimento, vestido, atención médica, asistencia emocional y capacitación laboral a mujeres embarazadas que están desamparadas, prácticamente sin que ningún varón o familiar las apoye y sin ningún centavo en la bolsa.

La institución empezó rentando casas pequeñas para recibir a las embarazadas. Hoy cuenta con un amplio, nuevo y cómodo edificio propio que intenta ser el mejor hogar para ellas y el hijo que gestan en su vientre.

La mayoría de las residentes, cuyas edades fluctúan de 14 a 40 años, llegan a Vifac con depresión y muchos miedos instalados por la violencia familiar y alcoholismo que padecieron en sus casas o su entorno, rechazo de sus padres, indiferencia del padre del bebé y abusos de todo tipo, expresa Adriana Andere de Domínguez, directora de la residencia Vifac en Mérida, donde hay todo el tiempo de 12 a 15 mujeres atendidas.

A causa de las agresiones y amarguras que han soportado durante su vida, hay muchachitas que no vislumbran acoger a su hijo cuando nazca, sin embargo, el pasajero sentimiento de negación cambia después que lo tienen en sus brazos.

Una etapa imprescindible para la recuperación integral de las mujeres embarazadas es la recuperación de la armonía interior que perdieron al ser violentadas por estar en gestación. Revive en ellas su dignidad y su propia aceptación. Todo el tiempo cuentan con una persona que le guía como manager personal.

Una mujer embarazada desesperada puede tocar las puertas de Vifac las 24 horas del día. La residencia tiene oficinas administrativas, hermosos jardines, salas de espera, cocina, salones y dormitorios. Cuenta con seguridad todo el día. En su capilla, dedicada a la Natividad del Señor, destacan las imágenes de San José, padre adoptivo de Jesús, y de la Virgen María en gestación.

Vifac tiene casas en 26 estados. La mayoría de las residentes llega por información que obtiene de los medios de comunicación. Las adolescentes no necesitan ir con un adulto para residir en Vifac de Mérida y las adultas pueden llevar a sus hijos pequeños. Se pueden encontrar información en el sitio www.vifac.org, llamar al número gratuito 01 800 84322 y al teléfono 9.27.14.14.

Las mujeres llegan con mucho dolor por los golpes de la vida, pero cuando nace su bebé se procura que ya tengan claro un proyecto de vida para comenzar a vivir de verdad.

Como todas las residentes, las adolescentes recuperan su aceptación y reciben atención personal en la residencia de Mérida.

campañas facebook