Un error de “Miguel N” hizo que las autoridades supieran que habían capturado a un asesino en serie

25 de abril de 2024

Internet

Internet

Los casos de asesinos en serie llegan a llamar tanto la atención de los ciudadanos que las historias son llevadas a la televisión o al cine. En la mayoría de los casos, hablamos en pasado con asesinos en serie que ya cometieron sus fechorías y que están tras las rejas. Sin embargo, actualmente hay un caso en la Ciudad de México hay un caso que aún se conjuga en presente y el de Miguel N, quien podría ser acusado de varios feminicidios en la alcaldía de Iztacalco en la capital de la República.

 

El caso estopa siendo estudiado por el periodista Filiberto Cruz, quien se encarga de documentar todos los asesinos en serie de la República Mexicana.

 

“Familias que fueron destruidas y gracias a la burocratización del sistema penal mexicano, a la ineficiencia de las autoridades, de la fiscalía de la Ciudad de México, pues sencillamente no supieron resolver ninguna de estas desapariciones de Cinthya, Vanessa, Claudia y Andrea, todas al parecer a mano de este sujeto Miguel Cortés Miranda de 39 años de edad”.

 

Sin embargo, el comunicador aclara que su detención y vinculación a proceso no se debe a los feminicidios de los nombres que mencionó, sino de un asesinato mal ejecutado que llevó a su detención.

 

“Está en este momento en audiencia y no está por ninguno de estos casos que les acabo de narrar, ninguno de ellos, él está en audiencia porque lo detuvieron precisamente porque asesinó y violó a una adolescente de nombre María José y como son detenidos como suele pasar en estos casos, no por una investigación sino por un error que ellos mismos cometen”.

 

Luego de esa detención fue que las autoridades encontraron evidencias que aparentemente relacionan al imputado por la muerte de María José con otros nombres de mujeres desaparecidas o ultimadas. El periodista Cruz apuntó que normalmente los asesinos en serie suelen operar en lugares conocidos, pero no precisamente muy cerca de su hogar.

 

“Por lo regular si, ni tan cerca, pero yo creo que fue un impulso que no pudo contener, operan en una zona conocida a veces cerca o no tan cerca, pero en una zona que conocen muy bien para escaparse, para moverse para conocer cómo es el movimiento, pero no tan cerca, te diría yo que es algo atípico con un impulso que le dio”.

 

Tal como se dijo al inicio de esta nota, esta historia aún está en desarrollo en los juzgados de la capital de la República.

Información de

Ronald Rojas

Te presentamos la historia del Feminicida en serie de Iztacalco, un caso que aún se escribe en presente

diseño web personalizado