SAN FELIPE: Amas de casa porteñas fascinadas por sus aves de traspatio.

06 de diciembre de 2013

SAN FELIPE: Amas de casa porteñas fascinadas por sus aves de traspatio.

En cualquier puerto donde los de afuera creen que sus habitantes consumen solamente mariscos porque la pesca es la principal actividad económica, realmente prefieren otro tipo de alimentos en su dieta y los productos de mar se emplean para la comercialización.

El pasado 10 de noviembre, la Secretaría de Desarrollo Social del Estado entregó un total de 5,950 aves a 595 familias de Rio Lagartos y San Felipe, como parte del programa Producción Social Familiar de Traspatio para abatir el rezago alimentario en comunidades necesitadas.

Acertadamente la mayoría de las familias beneficiadas utilizan este tipo de apoyos para su propio consumo; los alimentan para que crezcan más y luego se los comen.

En un recorrido por San Felipe, a amas de casa se les pidió ver a sus animales de traspatio. Doña Ligia Canul, campechana residente en el puerto desde hace 38 años, dice que aun no cuenta con un gallinero donde resguarde a sus pollitos y por el momento los cría en una de las piezas de su casa.

Cuenta que desde niña, sus padres acostumbraron a sus hermanos a la crianza de aves y cerdos de traspatio para alimentarse; asegura que la carne de estos animales sabe mejor que la que venden en los supermercados.

“Puro eso comíamos, mientras no tenía trabajo mi papá…”

Cuando ella se enteró que se repartirían los pollitos acudió al Palacio Municipal a solicitarlo. Se le dio preferencia a los de la tercera edad en la entrega de apoyos.

Doña Sofía Marrufo recibió los pollitos de 2 de sus vecinas porque no tenían donde criarlos.

“A ellos los alimento con maíz molido, tortilla, restos de pan y poquito de alimento, mi cuñada me regaló las de ella y mi cuñada también, que no tenia donde ponerlos, ya se le habían muerto dos por eso me los dio…”

Cuando se enferman las aves es más fácil recurrir a una farmacia veterinaria y comprarles un medicamento, que son económicos, para dárselos en el agua que beben, ir al veterinario sale caro, comentan las entrevistadas. Según les dijeron, al entregárselas contaban con dos semanas de vida y están vacunadas.

Noticieros Cadena RASA, Fidel Dzib.

Beneficiarios emplean este tipo de apoyos del gobierno para su propio consumo.

diseñadores web