Respuesta de Rolando Zapata a las 13 decisiones presentadas por el Presidente Enrique Peña Nieto

03 de diciembre de 2012

Respuesta de Rolando Zapata a las 13 decisiones presentadas por el Presidente Enrique Peña Nieto

En las últimas 48 horas han tenido lugar acontecimientos de enorme trascendencia institucional y política para México y Yucatán.

En primer lugar, la toma de protesta y el mensaje que con ese motivo dirigió el nuevo Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto, a todos los mexicanos; y las 13 decisiones presidenciales que él comunicó a todos los habitantes del país.

En segundo lugar, la firma del Pacto por México que realizaron las principales fuerzas políticas del país, y el posicionamiento que sobre el mismo hiciera el Titular del Poder Ejecutivo Federal.

La visión de gobierno, los principios de actuación política, las acciones, programas y tareas que se derivan de estos dos acontecimientos, merecen reflexión y análisis muy concreto por parte de las instituciones públicas de nuestro estado, pero sobre todo manifestaciones muy claras.

Y es por ello que, en este momento, me dirijo a la sociedad para realizar las siguientes consideraciones y manifestaciones políticas e institucionales precisas.

Primera manifestación. El Gobierno que encabezo, respalda de manera amplia y decidida los posicionamientos y decisiones expresadas por el Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto, para que un gobierno surgido del sufragio efectivo, dé paso a un gobierno efectivo, uno que logre que México sea la potencia y la Nación justa que podemos y merecemos ser.

Segunda manifestación. El Gobierno de Yucatán reitera su confianza en el trabajo armónico, entre Federación y Estado, y la sana alineación y coordinación de políticas públicas federales y estatales como la ruta privilegiada para atender las principales demandas de los mexicanos.

Como candidato a la gubernatura dejé muy claro el valor que significa para Yucatán tener un Presidente de la República y un Gobierno Estatal que trabajaran coordinadamente, compartiendo principios, valores y vision, pero sobre todo, compartiendo compromisos con la ciudadanía.

Desde el pasado 1º de diciembre, esa aspiración de alineación y complementariedad en la visión del desarrollo democrático, económico y social del país, no es ya una aspiración, sino una realidad institucional perfectamente legítima que debemos aprovechar y capitalizar, con una disposición plena al trabajo unido y solidario con nuestro gobierno federal.

Tercera manifestación. Para mi gobierno, y especialmente para el Estado de Yucatán, tiene un enorme valor la identidad entre los programas, políticas públicas y acciones de gobierno que los mensajes del Presidente de la República han hecho patentes entre la Federación y nuestra entidad.

Sabemos que el respetuoso empate en enfoques de gobierno y diseño de programas económicos y sociales, habrán de generar valiosas sinergias con las determinaciones y programas del Presidente Enrique Peña Nieto, siempre para beneficio de nuestro estado.

Así, cito algunos ejemplos concretos de esa coincidencia en políticas públicas:

Sobre la decisión presidencial para la creación de un Programa Nacional de Prevención del Delito, en Yucatán tenemos la sincronía del compromiso de campaña para la creación del Centro Estatal para la Prevención Social del Delito, una estrategia en la que habremos de comprometer también nuestros recursos presupuestales, estatales, por que estamos convencidos que la prevención es una columna de acción que nos garantiza seguir siendo un estado muy seguro.

A la decisión presidencial de poner en marcha en los próximos 60 días la Cruzada Nacional contra el Hambre, mi gobierno sumará el Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA), mismo que ya se encuentra en las consideraciones del presupuesto local para el próximo año.

En el caso de la decisión presidencial de combatir la desigualdad en México, que no sólo afecta a las personas sino también a los estados y su infraestructura, mi gobierno se suma y sincroniza impulsando los tramos carreteros cuya modernización o ampliación asumí como compromisos de campaña; y damos la bienvenida con gran satisfacción al impulso presidencial de infraestructura para conectar e incorporar el Sur de México a la economía nacional y global con el proyecto de construcción del tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo, que cuente con un avance relevante en el proceso de planeación.

A la decisión presidencial de mantener bajo estricto control y siempre manejar con transparencia las finanzas públicas estatales y el nivel de endeudamiento de las entidades, Yucatán se suma con absoluto compromiso y reitera -hoy más que nunca- su voluntad para asegurar que las finanzas públicas estatales sean una fuente de fortaleza de las finanzas y de la economía de todo el estado y sus habitantes.

Nos sumamos al pie de la letra al compromiso presidencial de finanzas públicas que promuevan la generación de empleo y propicien el desarrollo integral.

En la decisión presidencial, muy concreta y directa, de tener gobiernos medidos y austeros en sus gastos, Yucatán se suma con la coincidencia razonada de hacer permanente nuestro Programa de Ajuste Financiero y Nueva Cultura de Austeridad, para el presupuesto 2013 y para todos los que se formulen bajo mi mandato.

En suma, es motivo de confianza para el gobierno que presido – un gobierno que está para servir a todos los yucatecos – encontrar en cada una de las decisiones presidenciales anunciadas, respuestas en temas torales para la nación que nos motiva como estado a redoblar el paso para poner en marcha o en su caso fortalecer las políticas publicas estatales correspondientes, siempre con ánimo de suma y de trabajo de resultados bajo el incuestionable liderazgo, legítimo y democrático, que reconocemos en el Lic. Enrique Peña Nieto.

Por ello, reitero, mi gobierno respalda de manera plena las decisiones institucionales anunciadas por el presidente de la republica con motivo del inicio de su gestión.

Cuarta manifestación. En lo que respecta a la firma del Pacto por México y la idea de avanzar de una simple democracia electoral hacia una democracia de resultados para las familias mexicanas, es absoluta convicción de mi gobierno sumarse plenamente a este esfuerzo que no es de una corriente de pensamiento o de una bandera política, sino verdadera aspiración de toda una Nación.

Confirmo en este momento que mi administración acepta con convicción la convocatoria que el Titular del Poder Ejecutivo Federal hizo a cada uno de los Gobernadores, para participar con trabajo permanente en las tareas que el propio Pacto por México, sus métodos y grupos de trabajo, establezcan a los titulares de las instituciones estatales.

Quinta manifestación. El Presidente Enrique Peña Nieto ha señalado -tanto en su discurso de toma de posesión, como en su mensaje político de ayer domingo- que un gobierno que escuche y que sepa tomar opiniones, que asuma todas sus responsabilidades de Ley, que tenga un verdadero compromiso con la seguridad, con el campo, con el turismo, con la educación de calidad, con el combate a la pobreza, con la estabilidad en las finanzas públicas y con una verdadera política social, es el gobierno que hará que éste sea el tiempo de México.

Y de la misma manera, tal y como lo hice en el discurso que pronuncié frente al Congreso Local con motivo de la toma de protesta de mi cargo, me comprometo con un gobierno que escuche, que sume, que sea austero, trabajador y profesional, para que éste sea también tiempo de Yucatán.

Es mi más firme certeza política que los mexicanos y específicamente los yucatecos, todos, nos encontramos frente a la oportunidad de convertir este tiempo en un parteaguas histórico.

Un parteaguas que despierte al país, que despierte a nuestros estados y que nos ponga definitivamente en la ruta del desarrollo, de la equidad social, de la seguridad, del empleo y de todas las legítimas aspiraciones de las familias mexicanas.

En Yucatán estamos dispuestos a hacer nuestra parte, y hoy más que nunca profundizaremos los esfuerzos, los ampliaremos y, especialmente, sabremos sincronizarlos y armonizarlos con las políticas públicas de largo alcance y de cambio estructural que el Presidente de todos, absolutamente todos los mexicanos, ha marcado y puesto en marcha en las últimas horas.

No tengo duda que, tal y como señala el Presidente de la República, es tiempo de encontrar en la pluralidad, la fuerza de la unidad nacional; la fuerza de la unidad estatal, de la unidad de nuestra sociedad, para así atender nuestra parte en este momento de la historia nacional y, también, asegurar que Yucatán pueda escribir una historia que nos haga sentir orgullosos del tiempo que nos ha tocado vivir y transformar.

creación páginas web