“No somos iguales…”

09 de agosto de 2021

“No somos iguales…”

Lamentablemente, en aproximadamente un mes en Yucatán, pudimos ser testigos de dos crímenes que han generado un gran impacto en la sociedad y cuyas noticias han cruzado las fronteras del Estado. Ambos eventos, fueron diferentes e involucraron a elementos de la policía.

En el feminicidio de Teresa, el elemento Raúl Adrián también perdió la vida por cumplir cabalmente con su labor. Esto, luego que su intuición como agente de seguridad lo llevara a detener un carro sospechoso y en esa tarea también encontró la muerte.  Sin embargo, fue considerado un héroe porque debido a su acción, los hijos de Teresa pudieron estar bajo resguardo y hoy están en custodia de sus abuelos.

Dos semanas después, de nueva cuenta, unos policías también fueron noticia, pero en esta ocasión, no fueron las víctimas sino los victimarios.

Cuatro funcionarios de la Policía Municipal de Mérida fueron aprehendidos y vinculados a proceso por la muerte de un joven veracruzano que respondía al nombre de José, alías “el Güero”.

Hemos crecido con las enseñanzas de pasajes o frases en la que nos etiquetan. “Pagan todos justos por pecadores”, “dime con quién andas y te diré quién eres”, entre otras, pero desde mi humilde punto de vista, todos somos diferentes. Humberto es Catañeda, Carlos es Soberanis, Rigel es Alonzo y este servidor es Rojas. Ese axioma puede ser aplicado para la corporación estatal y municipal.

Estas líneas no buscan ser un guión del Abogado del Diablo, sino de ser justos con quien hay que ser.

Por supuesto que la muerte de José genera impotencia y si los aprehendidos son los responsables de acuerdo con los jueces, pues como sociedad esperamos que le caiga todo el peso de la ley. Y precisamente como sociedad también tenemos que evaluarnos.

De acuerdo con las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el mes de junio hubo 69 casos de violencia familiar y cero delitos por parte de funcionarios públicos. En agosto, las estadísticas cambiaran.

No dejemos de denunciar a los responsables pero recordemos que todos somos diferentes, y en todo caso, si queremos etiquetarnos, formamos parte de la misma sociedad.

escrito:

Ronald Rojas

programación sitios web