Miel natural vs industrial, ¿usted cuál prefiere?

05 de febrero de 2019

Miel natural vs industrial, ¿usted cuál prefiere?

¿Sabías que? La producción de miel natural ayuda a la regeneración e incremento de la biodiversidad, además de que tiene mejor color, sabor y aroma que otros productos sustitutos como la conocida “miel de maple”.

Para diferenciar estos productos, es importante que los consumidores se fijen en las etiquetas, ya que en la actualidad la Procuraduría Federal del Consumidor prohíbe que lleven el nombre de miel, sino ha pasado por el proceso natural de la abeja, ya sea maple, genéricos o sustitutos, según informó Nelly Ortíz Vázquez ex presidenta de la Unión de Apicultores en el Estado.

“Como detectar que es esa, una hay que educar al paladar, pero la otra a nivel de saber de qué floración es, primero saber si es miel, existen unos estudios, unos análisis que son los melitotopalinológicos porque aparecen los polen dentro de la miel existen rastros de polen”

Ortíz Vázquez destacó que el Consejo Regulador de la Miel Mexicana, es el que debe regular de que las etiquetas tengan la información correcta, para identificar el producto que estamos adquiriendo.

La apicultora nos explicó que la miel puede ser monofloral y multifloral, la primera puede ser de tajonal, una hierba con unas hermosas flores amarillas tipo margarita, su miel es generalmente líquida y suave de color ámbar claro; la de dzizilché, es una de las más cotizadas del mundo, por ser una miel delicada con un sabor ligeramente perfumado y exquisito, en color ámbar de mediano a oscuro. En cuanto a la multifloral, puede ser de bejucos o enredaderas y en época de lluvias que hay abundancia de flores de muchas especies de plantas enredaderas, las abejas recolectan toda esa variedad, creando este tipo de miel, que puede variar en aroma y sabor dependiendo del clima y la floración.

Además explicó que en el Estado, los apicultores venden sus productos desde sus casas, empresas, mercados o en las ferias en las que participan al ser artesanales, ya que para hacerlo en tiendas o supermercados tiene que cumplir con cierto reglamento en su envasado y etiquetado, código de barras, entre otras cosas.

“Pues tenemos una ventaja con respecto a la miel, si está bien cosechada, extractada y almacenada puede durar muchos años embodegada, a nivel de consumo no afecta nada a nivel de exportación si hay una restricción porque si se le sube el HMS pues no porque la gente prefiere comprar miel de la temporada”

Entre sus beneficios, está que como al consumirlo entra directamente al torrente sanguíneo y te da energía, un azúcar predigerido por la abeja, que ayuda a cicatrizar heridas simples. También se recomienda a nivel facial para una piel más suave y tersa, no propicia caries como otro tipo de azúcares, entre otros, además del apoyo a los productores locales.

 

Nota escrita por

Chantal Herrera

Escucha la nota

Para diferenciar estos productos, es importante que los consumidores se fijen en las etiquetas, además de su color, sabor y aroma.

mantenimiento página web