Largas filas en Catedral para confesarse

24 de diciembre de 2015

Largas  filas en Catedral para confesarse

En vísperas de Navidad la gente sigue corriendo por encontrar el regalo perfecto para algún ser querido, ultimando detalles para la fiesta y hasta buscando el mejor atuendo para lucirse, sin embargo para los católicos es muy importante recordar que en esta fecha celebramos el nacimiento del niño Dios, por lo que asistir a misa es muy importante y hacerlo preparados aún más, es por eso que en estos días hemos visto largas filas de gente en las iglesias esperando turno para confesarse.

La confesión dijo a NotiRASA el padre, Pedro Mena Díaz, de la iglesia de San Cristobal es una práctica que se debe hacer permanentemente a lo largo del año, sin embargo es cuando tienen lugar el misterio pascual de la muerte y resurrección de Cristo así como en la celebración de Navidad, cuando más debemos acudir a confesarnos y por ende comulgar.

“Precisamente en vísperas de vivir estas grandes celebraciones con un alma limpia, con un corazón bueno y buena disposición a querer ser un mejor católico, la confesión nos ayuda a hacer esa renovación en nuestras vidas y en el misterio que celebramos, va a tener no solamente la alegría de la salvación sino por el cambio que experimentamos”.

Recordó a los radioescuchas que toda persona soltera que haya hecho su primera comunión puede sino ha cometido pecado mortal pasar a comulgar después de la confesión al igual que todos aquellos que estén casados por la iglesia, para quienes no lo estén pueden hacer un examen de conciencia pero no recibirán la absolución de sus pecados.

Además del padre Mena Díaz, platicamos con los feligreses que esperaban en la fila para ser confesados, ellos nos dijeron que es muy importante asistir a la misa en noche buena y navidad, así como poder comulgar.

 

“Sobre todo por mañana, porque no me gusta ir a misa sin comulgar, para recibir al niño Dios, porque uno como ser humano tenemos muchas debilidades muchos defectos y si no nos ponemos al día lo vamos tomando como algo normal, porque es una manera de estar arrepentida, para esperar el nacimiento del niño, para estar en paz”. 

Escucha la nota

Muchos meridanos aprovechas esta época del año para acudir a la Iglesia esperando que sus pecados sean absueltos

diseño web personalizado