Hasta dos semanas puede tardar el cuerpo humano en adaptarse al horario de verano

07 de abril de 2021

Hasta dos semanas puede tardar el cuerpo humano en adaptarse al horario de verano

A casi una semana de haber comenzado con el horario de verano, es común escuchar entre nuestros conocidos que hay un problema para conciliar el sueño por las noches y dificultad para levantarse por las mañanas ¿A qué se debe esto? La otorrinolaringóloga Laura Erguera indicó que esto se debe a una modificación en el ciclo del sueño.

 

“El problema se debe a la exposición de la luz; recordemos que el sueño se sincroniza en dos sistemas el de la luz y el homeostático que es el cansancio acumulado del día. La luz es el principal sincronizador y si comparamos el horario de invierno con el de verano vamos a notar que hay más horas de oscuridad en la mañana y más horas de luz en la noche”.

 

Esto provoca que exista un retraso en las fases del sueño; es decir el ser humano se duerma más tarde y por consiguiente surjan problemas como cansancio, dolor de cabeza, dolor de cabeza, e irritabilidad.

 

De acuerdo con la especialista al ser humano le puede costar hasta 2 semanas en adaptarse a este nuevo horario.

 

“Si pensamos en alguien que no tiene trastornos previos podría ser hasta 12 a 48 horas o sea un par de días en sentir que ya nos sincronizamos; si tenemos alguna deuda del sueño o arrastramos trastornos podría alargarse a 2 semanas o inclusive convertirse en otro trastorno del sueño”.

 

Ante lo común que resulta escuchar que no hemos dormido bien a casi una semana del cambio de horario, la doctora recomendó visitar a algún especialista que pudiera diagnosticar algún trastorno del sueño.

 

Además también dio algunas recomendaciones para poder conciliar mejor el sueño ante estos cambios.

 

“Podemos ir adelantando la hora de acostarnos 15 minutos antes; si me dormía a las 10 voy adelantando 15 minutos y así no sentir el robo del sueño; importante el cansancio que nos ocurre día a día, las siestas sí nos pueden ayudar pero no más de 30 minutos. Hay que buscar la luz solar desde que nos despertemos; estar en lugares iluminados para despertar nuestro cerebro”.

 

Por último recomendó hacer ejercicio o actividad física en general 4 horas antes de acostarnos; esto también ayudará a conciliar el sueño.

 

 

Información de

Carlos Soberanis

Especialistas indican que este problema radica en la mayor exposición a la luz solar y a una modificación en el ciclo del sueño.

search engine optimization