“Fórmula” para la batalla contra la corrupción

14 de abril de 2021

“Fórmula” para la batalla contra la corrupción

En materia de transparencia y batalla contra la corrupción, específicamente a nivel municipal, Héctor Aguilar Camín escritor, historiador y director de la Revista Nexo explicó que involucra el trabajo conjunto de tres pilares; el gobierno, sociedad civil y el sector privado.

 

En un conversatorio virtual sobre “Anticorrupción y Transparencia” organizada por Renán Barrera Concha candidato a la alcaldía de Mérida, Aguilar Camín señaló que a pesar uno de los mayores problemas del país, es que ningún gobierno ha logrado un diseño efectivo de una política anticorrupción, tanto a nivel nacional como local.

 

“Una idea fundamental a rescatar, me dicen estos expertos, es que hace falta voluntad política pero no voluntarismo, la voluntad se traduce en acciones, el voluntarismo parte desde la premisa equivocada de que basta del esfuerzo y compromiso del gobernante, para que haya resultados en materia de transparencia y disminución de la corrupción, no es el caso, la corrupción no debe ser tratada como un problema de ética, al nivel de ejecución de los programas no debe ser tratada como un problema de ética, o de moral o de valores, sino de reglas, de procedimientos, no se combate la corrupción porque el gobernante es bueno o es honrado”.

 

El historiador explicó que cumplir las reglas y procedimientos trae buenas cosas que conviene a todos, por lo que el trabajo coordinado entre los diferentes sectores y monitoreados por instancias ciudadanas, permitirá mejores resultados, evitando actos de corrupción que ascienden a gastos de hasta del 18% de los ingresos anuales.

 

Aguilar Camín mencionó que medidas a corto plazo por parte del gobierno pudiera ser cero dinero en efectivo para las transacciones, la ampliación de la conectividad de los ciudadanos para realizar mayor número de trámites, disminuyendo así la “oportunidad” de actos de corrupción, entre otras más, que en el caso de Mérida ya se realizan. Por último, agregó el diseño de un sistema anónimo de denuncias controlado por un cuerpo ciudadano.

 

En su intervención, Barrera Concha mencionó que algunos gobernantes aseguran que no habrá corrupción y eso suele ser, únicamente mercadotecnia sobre “ser honestos” pero en los planes, proyectos e iniciativas no se contempla el cómo lograrlo.

 

Por su parte, Leonardo Núñez González investigador de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad afirma que a nivel federal existe un discurso constante de “transparencia”, pero para lograrlo se necesita más que la declaración, sino establecer los mecanismos para que la ciudadanía y las instituciones puedan activamente conocer el actuar del gobierno.

 

“Hoy por ejemplo, es una locura que los que nos dedicamos por ejemplo a investigar presupuestos, nos tengamos que romper la cabeza para encontrar o no sepamos la información siquiera de los contratos del aeropuerto, de dos bocas y de todas estas obras que deberían ser sumamente transparentes y que todos deberíamos poder involucrarnos. Lo mismo debería suceder a nivel local, que le ciudadano no debería estar pepenando entre diferentes páginas, entre diferentes buscadores, haciendo solicitudes que le son negadas continuamente para conocer cómo está operando el gobierno”.

 

Núñez González agregó que como resultado de una encuesta realizada entre la agrupación y Reforma, se supo que para la ciudadanía es importante saber si los funcionarios y políticos tienen empresas privadas, si tienen familiares o amigos en el gobierno, además de que hacer pública esta información como una forma de combatir la corrupción. Por lo que es fundamental, pensar en el ciudadano, como alguien que debe participar activamente, presentándole la información amigable y puedan sacar sus propias críticas o conclusiones de cada gobierno.

 

Por último, Barrera Concha concluyó con la firma de documento para autorizar la Declaración 3 de 3 y que será publicada en el portal del Instituto de Acceso a la Información del Estado e invitó a los demás candidatos a hacer lo propio.

Más allá de discursos de transparencia, hace faltan reglas y procedimientos sobre cómo lograrlo.

desarrollo web responsivo