Evagelina Poot, una superviviente del cáncer gracias a la Cruz Roja

24 de abril de 2014

Evagelina Poot, una superviviente del cáncer gracias a la Cruz Roja

La señora Evangelina Poot de 67 años originaria de Cenotillo, es una de las cientos de personas que acuden todos los días al Centro Anticanceroso de la Cruz Roja ubicado en Mérida para algún tratamiento o control de la enfermedad, que les permite tener mejor calidad de vida

Hace 2 años a Evangelina le diagnosticaron  cáncer cervicuoterino, por lo que tuvo que ser operada y le removieron la matriz y ovarios, pero ahí no se detuvo su lucha por la vida, pues cada determinado tiempo debe acudir al dicho centro para recibir tratamiento.

"Me dicen que es cáncer o que es mioma, entonces no sé, entonces me mandaron aquí desde hace 2 años que vengo, tengo miedo que salga el cáncer salga otra vez, tengo mucho miedo y me mandan mi gasto, pero si yo estoy enferma tengo que venir, porque por mi tratamiento cada 6 meses tengo que venir" indicó.

Evangelina comentó que a pesar de que debe viajar 2 horas hasta la capital y otras 2 horas de regreso a su pueblo, solo en el Centro Anticanceroso encontró la facilidad de que  especialistas  puedan ayudarla a precios que ella puede pagar, porque de lo contrario no sería capaz de solventar los gastos de ir con un particular

"Aquí están los especialistas que tratan cáncer, me están tratando para ver que yo no lo tenga otra vez, porque dicen que cuando dejas de ir con los doctores no tarde y te mueres que porque te llega el cáncer otra vez y aquí no pagas mucho en cambio te vas a particular y ¿Cuánto pagas? 300 o 400 pesos y no hay" comentó.

Ella es una de las más de 900 personas que acuden a la Cruz Roja para recibir el tratamiento de radiación por cobalto 60, terapia que ayuda a minimizar el dolor de los enfermos e ir erradicando las células cancerígenas del cuerpo, pero desafortunadamente, a la máquina que se encarga de emitir los rayos radioactivos de este tratamiento le quedan los días contados, pues como ya les hemos informado con anterioridad, su pieza fundamental, la pastilla de cobalto está llegando al término de su vida útil y si no es remplazada dejará de funcionar y por consecuencia de salvar muchas vidas.

Recordemos que dicha pastillas cuesta más de 5 millones de pesos y requiere tanto de un trasporte, como instalación especial, por lo que cada peso que la gente, las empresas o autoridades  aporten ayudará a juntar la suma requerida para su compra

Si usted desea hacer un donativo puede comunicarse a los números números 2 408561 o 9 830227.

Ella es una de las 900 personas que dejarían de recibir el tratamiento de radiación por cobalto 60 si dicha institución no recolecta 5 millones de pesos para el mantenimiento de la máquina.

diseño páginas web