En Kanasín no hay baches, hay lagunas

13 de octubre de 2015

En Kanasín no hay baches, hay lagunas

Kanasín, el municipio yucateco más grande después de Mérida, ha sido tema de plática en los últimos años, pero no siempre para bien pues, entre otras cosas, sobresale por su inseguridad, la falta de los servicios públicos más indispensables y, según el sentir de su población, por los baches convertidos ya en pequeñas lagunas.

En días pasados recibimos un reporte de vecinos de la calle 44 entre 57 y 57ª quienes aseguran que están cansados de vivir enfrente de un bache de aproximadamente 40 metros, que les impide transitar libremente por la calle, e incluso ha dañado ya muchos de sus vehículos.

La señora Martha Odilia Rodríguez García comentó al respecto que “este bache ya va para tres años que lo tenemos, ahí un costado de mi casa teníamos un desagüe profundo, resulta que nos habían dicho que este monte estaba destinado para construir un parque, de la noche a la mañana vinieron unos ingenieros y empezaron a construir y el pozo que teníamos de desagüe le echaron piedras y cemento, desde luego que si hablamos, pero no nos tomaron él cuenta”.

El problema comenzó a crecer, y aquel bache también, a pesar de que los vecinos sumaron esfuerzos por taparlo, con la primera lluvia volvía anegarse.

 “Lo que sí, entre los vecinos y una servidora rellenamos otra vez, pagamos que nos sacaran el agua por medio de una pipa y rellenamos, tengo las fotos donde se succionó el agua y también donde se estaba tirando el escombro fino, y quedo bien sin embargo en la primera lluvia se volvió a hacer el charco y cada vez más grande, porque no se seca”, agregó.

Sin embargo a pesar de sus esfuerzos, el problema se ha acrecentado debido a que esta laguna representa un foco de infección.

 “Cada día se ha hecho más grande el charco, cuando entra la noche,  ya que empieza la brisa, es una fetidez horrible y luego las ranas que habitan allá, hay concierto de ranas y lo peor de todo que hay niños y si se han enfermado”.

 

 Para finalizar, el grupo de vecinos reunidos hizo un llamado a las autoridades a que les ayuden a solucionar el caso, ya que este charco de aproximadamente 40 cm de profundidad comienza a afectar a sus familias, y según los vecinos, muchos de los moscos se reproducen en las hierbas de este charco gigante, situación que ha desencadenado un brote  fuera de control de chikungunya entre los vecinos de la zona. 

Escucha la nota

En la calle 44 se ubica un hoyan de 40 metros que impide el tránsito y genera cantidad de moscos vectores del chikungunya

diseño comercio electrónico