En el intento, hemos fallado

23 de mayo de 2013

En el intento, hemos fallado

Es bien sabido que la realidad no siempre refleja lo que dictamina la ley y que en muchos ámbitos se dan situaciones embarazosas. Desafortunadamente Mérida no es la excepción, ya que aparentemente se vela por una cultura incluyente hacia las personas con alguna discapacidad, pero Antonio de Jesús Moreno Álvarez, un señor con capacidades diferentes, nos recordó que en el intento, hemos fallado.
La Ley para la integración de personas con discapacidad del Estado de Yucatán establece que “la autoridad debe prever el derecho al libre tránsito en los espacios públicos abiertos o cerrados, comerciales, laborales, oficiales y recreativos, de las personas con algún grado de discapacidad”, sin embargo Antonio de Jesús no encuentra cubiertas sus necesidades urbanísticas y arquitectónicas en el Centro Histórico:
\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\"Hay algunas personas que nos lastiman, poner rampas, en donde se va el agua, sí se me dificulta porque las rueditas de adelante se atoran y tengo que hacer un poquito más de fuerza\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\" indicó.
Así mismo, dicha ley asegura que en materia de transporte público, de no contar con alguna unidad especial para personas con discapacidad, “los prestadores del servicio público de transporte colectivo de pasajeros, en cada una de las unidades que utilicen, deberán reservar, por lo menos, un asiento por cada diez de los que tenga el vehículo”, cosa que tampoco ha experimentado el señor Antonio, según relató a Cadena Rasa:
\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\"La silla de ruedas no es un impedimento para mí, son mis pies, el camión no me da la parada, según los atraso, algunos no se paran, sólo te ven y siguen su camino, ahí mi cuate Rolando Zapata Bello, nos tiene que echar la mano y autorizar que nos den parada, porque nosotros somos gente normal\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\" comentó.
Antonio de Jesús como todos, también tiene un corazón y sueña. Conserva la esperanza de tener un trabajo y una pareja, pero asegura que por el momento no tiene qué ofrecerle, por lo que pide al gobierno ayuda para conseguirlo.
\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\"Si me echa la mano para conseguir mi pie de casa o una casa normal, para que yo tenga mi propia casa, porque yo no tengo en donde estar, vivo con una tía, para que yo algún día me busque una pareja para que yo tenga que ofrecerle\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\" finalizó.

Antonio de Jesús Moreno Álvarez, un señor con capacidades diferentes, nos recordó que en el intento, hemos fallado.

desarrollo web apps