El ISSTEY suspendió prestaciones a los trabajadores que no pagan sus cuotas

09 de abril de 2014

El ISSTEY suspendió prestaciones a los trabajadores que no pagan sus cuotas

Debido a la falta de pago, los trabajadores no reciben las prestaciones correspondientes. Únicamente cuatro de los 106 Ayuntamientos del Estado afiliaron a sus trabajadores en el Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (ISSTEY). De estos cuatro sólo Mérida está al corriente en sus cuotas; Progreso está en proceso de regularización, mientras que Umán y Cansahcab deben en conjunto casi 9 millones de pesos.

Otras nueve comunas afiliaron al ISSTEY a sus trabajadores de las juntas de agua potable, porque éstas eran descentralizadas: Espita, Halachó, Izamal, Maxcanú, Motul, Ticul, Umán, Valladolid y Tizimín; exceptuando esta última, las ocho restantes tienen un adeudo conjunto de 17.4 millones de pesos.

Tiempo atrás, el Isstey suspendió todas las prestaciones a que tenían derecho sus trabajadores afialiados, pero que no habían cubierto sus cuotas, cuotas que, por cierto, les son retenidas automáticamente por su patrón, sea gobierno del Estado o gobierno municipal y que éste debe transferir, también automáticamente, al Issstey, lo que no hace.

En los casos de Progreso y Tizimín, se informó ya han llegado a un acuerdo para el pago de su deuda que ascendía a 11.7 mdp.

Los municipios de Progreso y Umán, por cierto, son los únicos que afiliaron a sus burócratas por igual, es decir, no hicieron distingos entre los de la Junta de agua potable y los propios del Ayuntamiento, informó el Director General del ISSTEY, Ulises Carrillo Cabrera.

“Los municipios tienen dos relaciones con el ISSTEY, una es producto de afiliar a sus trabajadores y otra de sus trabajadores de los sistemas de agua potable. De los 11 municipios que tienen deuda con el ISSTEY, dos municipios: Progreso y Tizimín ya solucionaron su situación, Motul ya está autorizado el convenio, en eso estamos en los últimos puntos de negociación y hay otro municipio Valladolid en el que ya tenemos negociaciones muy avanzadas” indicó.

Actualmente Umán es el municipio que más adeudo tiene, con 8.5 mdp, y afecta a 136 trabajadores.

El funcionario reconoció que no todos los municipios han mostrado interés para saldar sus deudas, pero que ya ha iniciado los acercamientos con siete y estima que para el primer semestre de este año se pongan al corriente.

“Estamos en pláticas, pero no es fácil porque para un municipio son cantidades fuertes, si no todos, sí la mayoría y no para este año, en el primer semestre, yo soy de la idea de que los municipios que tengan ganas de regularizar su situación lo van a hacer en el primer semestre, no conflicto, pero a veces el municipio no tiene interés, nosotros no podemos obligar a nadie” finalizó.

Sin embargo, son los gobiernos los que retienen esos pagos que sí le descuentan al trabajador.

diseño venta en línea