Temen la salvaje tala de una emblemática Ceiba en Chicxulub Pueblo

29 de enero de 2014

Temen la salvaje tala de una emblemática Ceiba en Chicxulub Pueblo

En estos días, los frondosos árboles que ornamentaban el parque principal y el campo de fútbol de Chicxulub Pueblo perdieron su majestuosidad. Al parecer, alguien sin sentido del daño que ocasiona al equilibrio de la naturaleza y a la belleza de los lugares mandó a talar almendros, flamboyanes y ficus. ¿Y sabe usted para qué? Para ahuyentar a los x´kaues que desde hace años habitan en sus ramas.

La presencia de tordos en los parques no es exclusiva de Chicxulub Pueblo. En Mérida diversos alcaldes de épocas pasadas han querido infructuosamente controlar o ahuyentar a estas aves en la Plaza Grande. Uno mandó a soltar ardillas en los árboles y otro mandó a colocar  altavoces con sonidos de animales depredadores de x´kaues. Ambos intentos fracasaron.

Por su fuera poco, en Chicxulub Pueblo las ramas y follajes de los árboles talados aún permanecen amontonados en el propio parque principal, donde no sólo afean el sitio, sino que representan un peligro y, tal vez, un daño a la salud porque se están pudriendo y pueden convertirse en nidos de alimañas.

Hay personas del Pueblo del Cráter que califican de salvajismo la forma en que talaron los árboles del centro de la comunidad, donde desde hace décadas nadie se ha tomado la responsabilidad de reforestarlo, ni aun después del paso del huracán “Isidoro” en 2002.

 

También hay preocupación porque la siguiente víctima de la tala sea el emblemático Pochote o Ceiba que adorna a la iglesia de Santiago, frondoso y centenario árbol a donde los x´kaues inteligentemente trasladaron sus condominios ante la destrucción de su hogar en el parque y el campo de fútbol. Esto demuestra que los tordos no se van a acabar talando sin sensibilidad los almendros, flamboyanes y ficus, ni lanzando voladores a sus ramas. Es necesario buscar opciones inteligentes.

En estos días, los frondosos árboles que ornamentaban el parque principal y el campo de fútbol de Chicxulub Pueblo perdieron su majestuosidad.

Galería

diseño e-commerce