Salud mental principal factor en homicidios

19 de febrero de 2016

Salud mental principal factor en homicidios

Ante el incremento de un 400% en los casos de homicidios en el estado en los dos primeros meses del 2016, en comparación con el año anterior inmediato, el especialista en psicología forense, José Paulina Dzib Aguilar indicó que esto podría estar estrechamente ligado con un problema de salud en Yucatán, específicamente con trastornos de tipo mental.

Yucatán se encuentra entre los primeros lugares de todo el país en cuanto a la detección de enfermedades mentales, tales como la depresión y esquizofrenia, padecimientos ligados al control inadecuado de las emociones y, al momento de externarlas de manera negativa pueden hacerlo en dos direcciones: hacia adentro, cuando la persona se lastima a si misma o incluso comete suicidio o hacia afuera, es decir, cuando agrede a alguien más o comete homicidio.

“Los homicidios en relación con los suicidios, es un nicho de salud mental, si la gente que tiene un trastorno no está bien atendida, va poniendo este malestar hacia adentro suicidándose o hacia afuera agrediendo a los demás”.

El especialista mencionó que en el estado se han detectado altos índices de homicidios de hombres homosexuales, con un registro de 16 en los últimos 3 años, por lo que en su opinión, las autoridades deberían comenzar a trabajar en la realización de una investigación científica sobre estos acontecimientos, para la generación de políticas públicas que protejan a todos los sectores de la población.

Agregó que además existen otros detonantes para la violencia que se encuentran en el contexto social, por ejemplo: ante el incremento poblacional de los últimos años, la competencia por conseguir un empleo u otro tipo de espacios, generan un incremento proporcional de estrés y ansiedad.

Por otra parte, Dzib Aguilar indicó que el impacto emocional que ocasiona un homicidio, no se limita únicamente a la familia, quien es la que paga el “costo más alto”, a nivel emocional, sino que toda la sociedad se ve afectada, debido a que se genera un sentimiento generalizado de miedo y desconfianza, que deriva en más estrés.

“Yo quiero hacer un matiz importante, una cosa es la seguridad y otra es la percepción de la seguridad, si nos vamos a los datos duros, puedo afirmar que Yucatán sigue siendo el estado más seguro del país, es cuestión de ver los números, pero de lo que hoy tenemos problemas es en la percepción de la seguridad, basta con preguntarle a la gente si se sigue sintiendo segura y la percepción tiene que ver con la emoción sobre la seguridad”.

 

Señaló que los estados que sufren altos índices de violencia, en el que se registran homicidios  con mucha más regularidad, sucede un fenómeno llamado: naturalización de la violencia, en donde las personas han pasado la etapa del miedo y la angustia para convertir al acto de quitarle la vida a otra persona, en algo tan común “como prender la luz de la casa”, lo que en su opinión personal, es muy peligroso. 

Escucha la nota

Se considera que este factor ha incrementado los casos de asesinato en Yucatán, ya que se registra un número importante de depresión y esquizofrenia

sitios web para móviles