"Repiten las consignas, pero no las metodologías..."

22 de mayo de 2019

"Repiten las consignas, pero no las metodologías..."

La pasada campaña electoral  mostró el lado agresivo de cada uno de los participantes, tanto en el Estado como los que buscaban un puesto en el Gobierno federal, es decir, por un momento dejaron de ser administradores o estrategas para pasar a ser artistas del micrófono con consignas beligerantes y con buen manejo de los tonos de voz.

Terminada la campaña electoral, volvieron a ser ellos. Por ejemplo, en Yucatán, vemos como el gobernador Mauricio Vila Dosal no ha estado en la misma página que el Pan Nacional. Sus discursos, no le hacen frente al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, al contrario, lo aplaude y lo invita constantemente a trabajar juntos por un mejor Yucatán y un mejor México. Incluso, ese regalo político ha sido recíproco.

El presidente de la República, por juego político o por sencilla meritocracia, ha tenido que alabar el trabajo del Gobernador del Estado, quien venció en las urnas electorales a Joaquín Díaz Mena, la apuesta del propio López Obrador para Yucatán.

En su primera visita como presidente electo, López Obrador destacó el plan de austeridad de Vila, y posteriormente, el pasado 12 de abril, reconoció que Vila era un buen Gobernador.

Tanto Vila como López Obrador han coincidido en sus premisas: acabar con la corrupción e impulsar una política austera para un mejor aprovechamiento del presupuesto público. No obstante, más allá de los saludos y las palabras, sus acciones han sido diferentes.

El jefe del Ejecutivo federal se montó en un tren, y por el momento no hablamos del Maya, sino el de la Cuarta Transformación, en su camino, ha invitado a los empresarios pero no le molesta si no se suben, al revés, se mofa que sigue avanzando en su vagón y que dejó a atrás a los otroras impulsores de la Economía, como con el Aeropuerto de Texcoco o su anuncio de que el propio gobierno realizará la refinería de Dos Bocas. Para acabar con la corrupción, hace un llamado a la moral pero estando él arriba. Es decir, ningún funcionario puede ganar más que el Presidente.

Entretanto, en el estado, Vila Dosal le ha prometido beneficios tributarios a los empresarios que quieran invertir en infraestructura turística en 105 municipios del Estado, es decir, fuera de Mérida.

Su más reciente anuncio en blindar la seguridad social de los elementos de la SSP, ha sido una muestra fehaciente de que su modo de luchar contra la corrupción es distinto a la del Gobierno federal. No le dio apoyos sociales, les prometió casa y universidad privada a los policías estatales. En su mensaje, también lanzó la advertencia, que aquel que se equivoque, pierde ese paraíso.

En fin, todos queremos que a Yucatán y que a México le vaya bien. Todos esperamos que los resultados de ambas políticas, sean exitosos.

 

Nota escrita por

Ronald Rojas

Escucha la nota

La opinión de Ronald Rojas

diseñadores web