¿Qué significa el arbolito de Navidad?

30 de noviembre de 2023

Internet

Internet

La Navidad se acerca y con ella, llegan diversas tradiciones que año con año la acompañan, como los niños cantando las ramadas, la deliciosa cena de navidad, el decorado de luces, nuestros hogares y por supuesto, no puede faltar el “famoso” arbolito de Navidad, aquel donde a sus pies colocamos el nacimiento y los regalos.

 

Los hay de todas medidas y precios, naturales o de materiales sintéticos, incluso en los últimos años se han popularizado de varios colores como blancos, rojos y azules, no solo el tradicional verde.

 

Pero, ¿Usted sabe dónde nació esta tradición? ¿Conoce su significado?

 

Interrogamos a las personas para saber que los motiva a colocar su arbolito, también saber cómo y con qué los decora y estas fueron sus respuestas:

 

— Le gusta a mi hijo y con eso se supone que ya llegó la navidad y él lo pide, le pone esferas y luces…

 

— Siempre me ha gustado, para mí es lo que me enseñaron mis papás y ahora que ellos no están yo sigo la tradición…

 

— Yo lo pongo porque mis hijos me lo piden…

 

Como escuchamos, la mayoría de los entrevistados gustan de poner en sus hogares el arbolito de Navidad, más por una cuestión de “seguir con las tradiciones” puesto que así se los inculcaron sus padres y abuelos, algunos porque los más pequeños del hogar lo piden, para que ahí “les deje sus regalos Santa”, otros solamente son iconos decorativos relacionados con la época.

 

Sin embargo, el verdadero origen de esta tradición, tuvo lugar en Europa, específicamente en Alemania, lejos de la creencia popular que apunta a que es un objeto norteamericano.

Según coinciden los historiadores, este podría tener su origen en los Celtas de Europa Central, quienes acostumbraban usar árboles para representar a varios de sus Dioses, como Frey, Dios del sol y la fertilidad.

 

No fue hasta el siglo VII, cuando, según la leyenda, San Bonifacio, evangelizador de Alemania, arrancó de cuajo el árbol que representaba a esos antiguos dioses paganos para plantar en su sitio un abeto, que por su hoja perenne, simbolizaba el amor eterno de Dios a los hombres y con su forma triangular, explicaba el misterio de la Santísima Trinidad.

 

Después lo adornó con manzanas, icono del pecado original y la tentación, y con velas, imagen de la luz de Jesucristo.

 

Años más tarde dicha tradición emigró de Alemania y de ahí, hacia el resto del mundo.

Información de

NotiRASA

No puede faltar el “famoso” arbolito de Navidad, aquel donde a sus pies colocamos el nacimiento y los regalos.

posicionamiento en buscadores