No dan "parada" a usuarios con tarifa social

28 de junio de 2017

No dan "parada" a usuarios con tarifa social

Estudiantes, discapacitados y personas de la tercera edad, quienes cuentan con una tarifa especial para el Transporte Público en Mérida, son quienes -al parecer- sufren más por el deficiente servicio y el maltrato por parte de los operadores.

Para muchos estudiantes la odisea comienza antes de despuntar el alba, esto debido a que el transporte rumbo a sus centros educativos es limitado; autobuses insuficientes y largas esperas los obliga a estar de pie desde la madrugada.

Otros, por su edad o su discapacidad, reciben un trato no sólo discriminatorio sino también ofensivo de los choferes, quienes simplemente no les dan parada porque pagan un menor costo y prefieren reservar el lugar en su unidad para los que pagan más.

Estas quejas son el pan de cada día, a diario se presentan estos casos y parece que la situación no tiene fin…

Grecia Dzul López, estudiante de Derecho en la UADY, comentó a NotiRasa que todos los días tiene que despertarse a las 4:30 de la mañana para poder llegar a su escuela a las 7:00…

“Ahora sí que las rutas son pésimas, tardan mucho en pasar y no dan abasto para tantos estudiantes que se dirigen al campus de Ciencias Sociales ubicado cerca de periférico en la salida a Motul; literalmente sólo hay un ruta que te lleva directo. Hay veces los choferes no te dan parada porque vienen muy llenos del Centro, nosotros como estudiantes requerimos llegar a una hora exacta a la escuela, me tengo que levantar como a las 4:30 am para llegar a las 7 am”.

Quien también sufre esta situación es Ángel Fernández, estudiante de Ingeniería Civil, en varias ocasiones ha sido testigo en carne propia de que los camioneros no dan “parada” a los jóvenes que portan una credencial de descuento…

“Si tienen tarjeta de estudiante o de persona con discapacidad no los suben, (nosotros) estamos conscientes que todos necesitamos y merecemos el transporte”.

Las personas de la tercera edad, como usuarios con tarifa social, no se quedan fuera de estas arbitrariedades. Fernando Ruíz, de 82 años, nos relató que ya no se siente seguro cuando aborda una unidad del transporte…

“Yo opino que el sistema de transporte público es malo, porque no me da parada, los camioneros manejan como locos, te pasan a botar, no dejan que te sientes, ni dejan que te subas, no esperan que te suban y ya arranco, tengo 82 años y es muy complicado”. 

Antoni Méndez es una persona con discapacidad motriz, por lo que también es un ciudadano con derecho a la tarifa social y trato preferencial en el transporte, o al menos así debería ser; utiliza una silla de ruedas para moverse y lamenta que los autobuses no estén habilitados para dar un buen servicio a gente como él…

 

“A veces el sistema de transporte es pésimo, porque me ven me dicen “hola” y no me dan servicio, deben mejorar su atención y las unidades debería estar adaptadas para nosotros, con rampas hidráulicas para que podamos subir con silla de ruedas. Considero que actualmente el sistema de transporte urbano no está capacitado para atender a los usuarios con alguna discapacidad”.

Escucha la nota

Estudiantes, discapacitados y personas de la tercera edad reciben un trato discriminatorio por parte de los choferes del transporte público

programación páginas web