La anorexia en el embarazo, una realidad peligrosa.

02 de abril de 2012

La anorexia en el embarazo, una realidad peligrosa.

En verano de 2008 nació el término progorexia que describe a mujeres embarazadas que reducen la ingesta calórica y abusan del ejercicio físico para controlar el aumento de peso durante la gestación del bebé.

La anorexia en el embarazo es una dura realidad que han promovido sutilmente caras conocidas: Nicole Kidman, Angelina Joli o Victoria Beckham.

Quedar embarazada es un factor de estrés para muchas mujeres, sobre todo para las que tienen problemas con la alimentación. La ganancia de peso y los cambios físicos que acompañan al embarazo pueden agravar el trastorno.

La mayoría de las embarazadas con anorexia realizan purgas lavativas y vomitan.

Afortunadamente, para algunas embarazadas tener un hijo supone una oportunidad para salir de la anorexia si se está siguiendo un tratamiento. Se cuidan más porque temen que su enfermedad tenga repercusiones en el hijo.

Todas las mujeres deben ganar peso durante el embarazo. En aquéllas extremadamente delgadas es aconsejable que aumenten 15 kilos.

En cualquier caso, lo importante es asegurar el correcto crecimiento del bebé, con una alimentación sana, equilibrada y suficiente de la madre.

desarrollo venta en línea