En riesgo la producción de miel en Yucatán

28 de enero de 2019

En riesgo la producción de miel en Yucatán

El cambio climático, las condiciones del campo y la baja floración, han provocado una situación crítica en la producción de miel en el Estado, incluso algunas personas han dejado la apicultura para dedicarse a otras actividades, aseveró Nelly Ortiz Vázquez empresaria y ex presidenta de la Unión de Apicultores.

“Hay una crisis fuerte que está propiciando que los apicultores dejen de atender sus abejas, para que entren a trabajar de albañiles o de otra actividad que les genere para estar manteniendo a su familia”

En cuanto a la baja vegetación néctar polinífera, las abejas están desnutridas, provocando no sólo que disminuya la producción de miel, sino que las abejas se vuelvan más susceptibles a las plagas y a las enfermedades.

Ortíz Vázquez comentó que en las mejores épocas, lograban recolectar hasta 50 kg de miel por colmena al año, actualmente algunas zonas apenas alcanzan los 15 kg por año, a pesar de los cuidados que mantienen los apicultores en cada una de ellas.

“Ya no tenemos un inventario apícola que teníamos en años anteriores, esa es una cosa de gravedad, por qué, porque propicia que no haya presencia de abejas para polinizar, pero también si hablamos de la economía, los apicultores y meliponicultores que realmente observan que no hay una economía dentro de la actividad, pues propicia el descuido por necesidad, de un apiario o de un meliponario”

La apicultora nos comenta que en los casos de las enredaderas como el tajonal, que crecía en las plantaciones de henequén y que servía para alimentar a los insectos en abundancia y la reproducción de las colmenas, creciendo casi al 100% al año y en la actualidad no están presentes, por lo que no fluye el néctar.

Asimismo, nos comentó en entrevista que han tratado el tema con nueva tecnología, cambio de extractores, de reinas, seda estampada, equipos de protección adecuados y control de plagas, pero si la abeja no tiene dónde recolectar néctar y polen, de nada sirve.

“Yo creo que estamos en un momento oportuno de presentar un proyecto dentro de las políticas públicas, pero no aislados, no cada quien con su opinión, por la experiencia vivida cuando fui la presidenta de la Unión de Apicultores, era un plan de organización de asociaciones, de sociedades, diferentes figuras jurídicas pero que representaban realmente a los apicultores”

Ortíz Vázquez comentó que es necesario el trabajo coordinado no sólo de los tres niveles de gobierno, sino también de los apicultores, comercializadores, proveedores de insumos y diferentes participantes y especialistas de la cadena producto-miel, además de activar nuevamente el Consejo Estatal de Desarrollo Rural Sustentable y el Comité Apícola de Yucatán. Pero lo más importante, la reforestación, para que todas las especies nativas se recuperen.

 

Escucha la nota

El cambio climático, las condiciones del campo y la baja floración, han provocado una situación crítica en el sector.

optimización motores de búsqueda