Depresión, una de las principales secuelas del confinamiento por COVID-19

16 de marzo de 2021

Depresión, una de las principales secuelas del confinamiento por COVID-19

 

Recientemente, los hogares de cuidados para los ancianos pidieron que se vacunaran a los adultos mayores, pero en los albergues para evitar posibles riesgos en los hospitales o lugares habilitados para el proceso de inmunización.

Sin embargo, Ana Rosa Portillo, vicepresidenta del Hogar de Anciano Betania, indicó que estos “abuelitos”, han hecho un sacrificio muy grande al no ver a sus seres queridos y que esa situación se ha traducido en cuadros de depresión.

 “Ellos no han salido en un año, no tienen visita de sus familiares, a los únicos que ven son a sus cuidadores que son su familia, entonces todo esto es lo que los ha protegido”.

 Asimismo, explicó la vicepresidenta del Hogar Betania, que la depresión no es una patología exclusiva de los adultos mayores, sino también de los que están cerca de ellos

 “No solamente los adultos mayores, el mismo personal, en nuestro caso el personal entra cada 15 días, viven aquí y ellos se molestan en ocasiones y nos dicen que no quieren comer, pero es porque quieren ver a su familia y si vienen los familiares los ven desde la ventana”.

Asimismo, aclaró que tampoco es una condición solamente de los que viven en albergues

Si hay depresión por supuesto como yo creo que hay en algunas casas con personas que si salimos s y entramos”

 

 

 

 

Información de

Ronald Rojas

Ana Rosa Portillo vicepresidenta del Hogar de Anciano Betania, indicó que muchos adultos mayores tienen más de un año sin poder abrazar a sus seres queridos.

diseñadores web