Aunque ofrece una oportunidad, también envía un mensaje “oportunista”

05 de abril de 2021

Aunque ofrece una oportunidad, también envía un mensaje “oportunista”

Aunque la convocatoria de la SEP es una plataforma para dar a conocer el trabajo no sólo de ilustradores sino de los artistas gráficos, también se envía el mensaje “oportunista” y “ventajosa” por parte de la autoridad federal, considerando que como cualquier trabajador, requieren solventar gastos de materiales, licencias de programas. 

 

Especialmente que durante la pandemia un sector que se ha visto muy rezagado es el de la cultura y las artes, dejando pocas oportunidades de destacar además existe una gran cantidad de egresados y autodidactas con mucho talento en el país afirmó en entrevista para NotiRasa Jorge Alberto Villanueva Alatorre caricaturista, diseñador e ilustrador.

 

“Uno de los principales retos de los ilustradores es justamente ese, el poder llevar una vida digna a través de nuestra labor, esto quiere no solamente que tengamos un ingreso para comer, cuestiones de salud también, vamos el trabajo de un ilustrador no es más, ni menos que cualquier otra profesión, por eso se imparte dentro de universidades tanto públicas como la UNAM, UAM, el Instituto Nacional de Bellas Artes, porque se quieren no solamente de la habilidad del dibujo y de la representación gráfica, la principal función del ilustrador es resolver los problemas de comunicación visual”.

 

Villanueva Alatorre es egresado de la UNAM-ENAP y actualmente miembro de la Asociación Nacional de Ilustradores (AMDI) con una trayectoria de 20 años en las que más del 90% de su trabajo se ha enfocado en la ilustración comercial colaborando con marcas muy reconocidas a nivel nacional e internacional, así como en material para educación especial durante su servicio social, entre otras cosas.

 

El ilustrador de la Ciudad de México, nos platica que entre las afectaciones de este mensaje es que se piense que el artista “hace dibujitos”, que lo hace por hobby  o gusto, porque tal vez no destaca en otras actividades como las matemáticas o la ciencia, pero que también el poner a la mesa de la opinión pública la oportunidad de sacar ventaja y hacer reflexionar a la industria, el gobierno, particulares y público en general, que la labor del ilustrador tiene una función muy importante en al sociedad.

 

Jorge Villanueva comenta que dentro de la Asociación anualmente se actualiza un tabulador de costos para México, por ejemplo la ilustración de una portada de libro oscila entre $10 y $15 mil, cuando es a color puede llegar hasta $25 a los $35 mil en el sector editorial y cuando en cierta forma hay un ilustrador de renombre Guillermo de Gante, Alejandro Magallanes, Azul Morris o Gabriel Martínez Meave, entre otros con un tiempo de 5 a 10 días laborales.

 

Pero en otros casos, en algún momento en el sector, una viñeta la han querido pagar en $50 a $75 o una portada de $900 a $1200, precios que resultan absurdos o “insultante” por el trabajo que se realiza y que incluso realizan el pago cada 3 meses en cuanto al sector editorial, diferente a la ilustración comercial, donde la caricatura de una persona oscila entre $12 y $16 mil con un trabajo de 20 a 30 hrs como máximo.

 

Cabe mencionar que este lunes, la Asociación Mexicana de Ilustradores (AMDI) entregaría el pliego petitorio a la SEP para tener una mesa de diálogo para poder llegar a un punto, en el cual se remunere el trabajo o al menos, liberar el trabajo social de compañeros que están en etapa de formación, más allá de la serie de críticas, memes, la anti convocatoria y el humor que se ha vuelto viral en las redes sociales en cuanto al tema.

 

Por su parte, Anahí Echeverría ilustradora y originaria de Mérida se ha dedicado por 5 años a esta labor, pero es desde hace 3 años que se ha dedicado a tiempo completo a la ilustración infantil, principalmente para cuentos, publicitaria con marcas locales y nacionales e ilustración profesional, talleres, productos ilustrados, etc. afirma que es la propuesta es “indignante”.

 

“La ilustración es un trabajo como cualquier otro y quienes nos dedicamos a esta profesión hemos batallado durante el camino, para tener un espacio en el mundo laboral, para que se nos respete como cualquier otro trabajo, incluso para que se nos pague y como corresponde. Ha sido un poco complicado comenzar esta carrera de manera independiente, porque la gente no logra comprender y también no ayuda mucho lo que socialmente proyectan ciertas dependencias como ahorita la SEP, pues es un poco denigrante para nuestra profesión. Yo creo que pienso que los niñas y las niñas tienen todo el derecho de aprender con libros de texto de calidad, tanto en su contenido, como en su imagen y es una lástima que se pretenda alcanzar esto, minimizando la labor de quienes podemos realizarlo”.

 

Anahí invitó a los artistas gráficos a hacer un poco de conciencia en los proyectos que participan y en la manera que cobran su trabajo, porque cada decisión afecta a la comunidad, a pesar de ser una buena plataforma la convocatoria, no aceptarla y alzar la voz.

 

 

Información de

Chantal Herrera

Se ha desatado un debate en torno a la convocatoria de la SEP, en la que se plantea la “oportunidad” de ilustrar los libros de texto en México, pero en esta ocasión, quienes participen sólo recibirán una constancia y un libro de regalo.

creación páginas web