“Acusar no es lo mismo que procesar…”

07 de mayo de 2021

“Acusar no es lo mismo que procesar…”

Esta semana, la presidenta de la mesa directiva de la Cámara de diputados, la yucateca Dulce María Sauri escribió un artículo en el que nos explica el estado que guarda el famosísimo fuero de nuestros políticos.

Dulce María nos comenta que existen dos maneras de desaforar, una a través del juicio político y otra utilizando el juicio de procedencia. Agrega, además, que la presente “legislatura ha registrado varias solicitudes para “levantar” el fuero.

Por ejemplo, en abril de 2019, un diputado federal fue acusado de homicidio involuntario al haberse involucrado en un accidente de tránsito donde perdió la vida una persona. Aplicado el procedimiento, pasó al pleno donde por amplia mayoría se le despojó de la protección constitucional.

A finales de este año comenzaron a acumularse solicitudes: un senador, acusado por la Fiscalía de Chihuahua; un diputado federal cuyo desafuero es demandado por la Fiscalía General de la Ciudad de México; el fiscal de Morelos, acusado por la FGR de diversos delitos; el gobernador de Tamaulipas, a solicitud de la misma FGR y en fecha muy reciente, la solicitud de la Fiscalía de la CDMX para poder procesar al diputado federal acusado de violación de menores.”

Con lo anterior, la diputada nos deja claro que el fuero subsiste, pero entonces ¿qué fue lo que quitó el presidente Andrés Manuel López Obrador? Ella nos explica que el artículo 108, segundo párrafo, se modificó para quedar así:

“Durante el tiempo de su encargo, el Presidente de la República podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano o ciudadana”.

Y luego nos explica que acusar no es lo mismo que procesar, es decir, al Presidente se le puede acusar pero no está tan fácil que se le logre procesar.

Finalmente, termina diciéndonos que en una entrega posterior nos explicará que “el fuero presidencial, no solamente subsiste, sino que ha sido reforzado con un procedimiento de excepción, distinto al que se sigue para todos los altos funcionarios de la federación.

Por lo tanto,” hoy por hoy, el fuero de diputadas, diputados, funcionarias y funcionarios, goza de cabal salud.”

escrito por:

Bernardo Laris

Opinión de Bernardo Laris

diseñadores web