Cadena Rasa 2018 - Mérida, Yucatán, México - martes 18 de Dec de 2018

El populismo, un término devaluado

La historia le ha dado a este concepto una connotación negativa, como cuando se refiere a un gobierno populista como aquel que ofrece bienes y servicios para mantener a la población en las mismas malas condiciones

Viernes 18 de Mayo de 2018.-

El populismo se conoce por una tendencia de defender los intereses y aspiraciones del pueblo, aunque la historia nos ha llevado a la desvalorización del término, como una forma de manejar a la población, un gobierno populista ofrece bienes y servicios, entre otras cosas para mantener en las mismas malas condiciones de la población, aseveró la antropóloga Gina Villagómez en entrevista para NotiRasa.

“El problema realmente es que no hemos avanzado con las medidas populistas que hasta ahora se nos han dado y la mayor parte de las veces, se han destinado obviamente a un control electoral que va ligado a un proceso de corrupción. Obviamente esa palabra no nos gusta, porque si bien es cierto, hace bien en ciertos aspectos con ciertas acciones afirmativas o medidas transitorias que requiere la población en momentos de urgencia a convertirlo en una política pública de manera permanente, como ha sucedido con todos los países de América Latina”.

La analista señala que estas medidas de políticas públicas, desencadena a pensar que es negativa, porque no se empodera a la población para que salga adelante con recursos que les genere riquezas y que les permita avanzar.

Gina Villagómez remarca que el problema real, es una población desinformada y que tiene el derecho a votar y poner a otra persona en el poder, más allá de analizar el pasado espantoso, es identificar el camino para mejorar esta situación.

“Le seguí la pista durante seis años al programa, que podía llamarse populista, el programa 70 y más, actualmente 65 y más, no solamente es darles un dinero, sino también todo un proceso estructural de capacitación, sensibilización, seguimiento de las enfermedades, es un programa bastante importante. Este tipo de proyectos populistas, se hacen en Turquía, en China y muchos lados y se hace un seguimiento de toda la gente mayor de 75 que vive sola y que se encuentra en situación de vulnerabilidad, son programas populistas, no significa que no beneficie a la población”.

Por su parte, Uuc-kib Espadas analista político indicó que el populismo es un sinónimo de demagogia, cosas que ofrecen y conducen a la población en un sentido, pero que carecen de fondo.

En entrevista los especialistas, analizaron la idea de que muchos de los ofrecimientos del candidato a la presidencia de México son populistas, como políticas asistencialistas que él ha ofrecido a la población.

“Si a este señor le llevo una despensa cuando se acabe la despensa sigue sin tener que comer, si no le llevo la despensa, contra lo que dice la leyenda neoliberal no va a sacar de donde no hay nada algo, lo que va a pasar es que se va a morir de hambre. Es decir, la decisión que lleva a las políticas asistenciales más extensas como oportunidades, es que tienes gente en un estado crítico tal, que si no le ayudas a que tenga calorías suficientes para meterse a su cuerpo, no llega al día siguiente”.

El analista agregó que para tener una sociedad donde la gente no esté muriendo de hambre, se necesita de un Estado que le diga a los dueños del dinero, que es necesario dividir los recursos y reacomodar los impuestos, como sucede en los países primermundistas, donde las normas fiscales contrarrestan la pobreza de manera efectiva y a largo plazo.