Cadena Rasa 2018 - Mérida, Yucatán, México - martes 16 de Octubre de 2018

Sin solución caso de presunto bullyng laboral en Valladolid

A un año de la denuncia del auxiliar de intendencia contra 6 trabajadores del CBTA 87 continúan trabajando como si nada en lo que se resuelve el proceso

Jueves 11 de Enero de 2018.-

Aun sin resolverse caso de presunto bullyng laboral en el CBTA 87 de Valladolid. La institución sigue abierta para proporcionar más datos a la investigación que ya se ha realizado, pero hasta ahora no hay respuesta, afirmó la directora Patricia Maya Soto con relación a la denuncia interpuesta hace casi un año por el auxiliar de intendencia Mario Arturo Escalante Arroyo contra 6 de sus compañeros de trabajo. 

NotiRASA conoció de viva voz el maltrato que recibió esta persona con discapacidad auditiva. Por respeto a la condición de su habla omitimos el audio donde explicó que desde hace 2 años comenzó su calvario. 

José Enrique Briceño Alcocer, Mario Alberto Alcalá Tinah, Manuel de Atocha Rodríguez Pérez, Carlos Arturo López Céspedes, Jaime Melchor Rejón Rodríguez y Gonzalo Alvino Cervera Mendoza son los presuntos responsables del hostigamiento laboral y fueron denunciados el pasado 18 de enero de 2017 asentada la declaración en la carpeta de investigación 119/13a/2017. 

En cierta ocasión, compartió Escalante Arroyo fue encadenado del cuello y sujetado a una puerta al grado de casi asfixiarse mientras era grabado por sus compañeros. 

También narró que mientras limpiaba determinadas áreas de la escuela le arrojaron piedras en la espalda en presencia de su hija que ahí estudia o no le permitían subir al autobús escolar por lo que caminaba desde el centro de la ciudad hasta el plantel ubicado en la carretera federal rumbo a Chichimilá, entre otros acosos. 

A casi un año de la denuncia, los involucrados y la víctima siguen trabajando como si nada en lo que se espera la resolución, afirmó la directora. 

Esta situación ha perjudicado la imagen de la institución educativa y hasta ahora no se sabe con exactitud si los denunciados continuarán laborando ahí, comentó. 

Maya Soto reiteró que como institución están abiertos a proporcionar los datos a la investigación que se persigue con tal de cerrar este capítulo que inició mucho antes que ella asumiera la dirección. Lamentablemente, los hechos ocurrieron cuando no había responsable en la escuela a quien la víctima los comunicara. 

El 20 de diciembre del año pasado Mario Arturo Escalante Arroyo, acompañado de su padre Mario Escalante Galera acudieron a las oficinas de mediación de la Fiscalía de Justicia del Estado para llegar a un acuerdo con los presuntos agresores, pero ambos se negaron y prefirieron que el proceso termine hasta las últimas consecuencias. 

NotiRASA