Cadena RASA 2018 - Mérida, Yucatán, México - martes 16 de Octubre de 2018 | Aviso de Privacidad

Merida, Yucatan:
ESCÚCHANOS
EN VIVO
Cadena Rasa

Mexicanos pagan de su bolsillo una mala jugada

Cemex ha estado en crisis desde el 2007 debido a la compra millonaria de una compañía australiana, consecuencias que se reflejan en el costo del saco de cemento

Audio de la Nota


Descargar episodio

Martes 04 de Septiembre de 2018

En el año 2007, Cementos Mexicanos quería no solo ser de México, sino quería ser un fuerte contendor en todo el mundo y especialmente buscaba ser una empresa sólida en el exigente mercado de Estados Unidos.

Para lograr ese cometido, Cemex desembolsó la bicoca de 15 mil 300 millones de dólares para adquirir la empresa australiana Rinker Group Limited. Un precio súper elevado que tuvo que pagar la empresa mexicana pero no estaba adquiriendo caramelos y chocolates. Al hacerse de las acciones de este empresa de Oceanía, Cemex pasaba a tener a 14 mil 400 empleados nuevos ingresos para la época de cinco mil cien millones de dólares, 761 instalaciones propias y otras 13 compartidas.  Con este movimiento, Cemex extendía sus tentáculos a Estados Unidos, China y Australia.

Cemex se abrió al mundo pero este le falló. Meses después se originó la recesión económica mundial y el valor, así como el de muchas de otras empresas cayó estrepitosamente. Pero, ahí estaba la deuda con los bancos por la compra de Rinker por más de 15 mil millones de dólares más otros cuatro mil millones para llegar a 19.

Como resultado inmediato Cemex vendió lo que había adquirido en Australia, en el 2009 las ventas cayeron en un 28 por ciento, por lo que se vio en la obligación de reducir sus costos en mil quinientos millones de dólares. Y aunque Cemex ya no era tan gigante, sus precios si comenzaron a inflarse. En mayo del 2011 subió en 1,9 por ciento para ubicar el saco en 114 pesos. En los años siguientes el precio del saco continuó a la alza y en el 2015 registró tres incrementos para registrar un seis por ciento de aumento. El 2018 comenzó con una variación en el precio por el supuesto tema de la inflación de nuevo año y en junio otra alza para tener el saco en más de doscientos pesos para el menudeo.

Ahora, ¿Cómo frenar esta vorágine en el alza de los precios? O surge otra pregunta ¿Los ciudadanos están pagando la deuda de Rinker? Lo cierto es que este tema llegó a la Comisión de Vivienda del Congreso de la Unión en la legislatura saliente. El diputado federal yucateco de la anterior legislatura, Francisco Torres, Secretario de la Referida Comisión, aseguró que el tema fue abordado.

“Cuando se empezó hablar del incremento del precio del cemento en el seno de la Comisión de Vivienda tuvimos una reunión con los integrantes de Canadevi, encabezada por el presidente el señor Carlos Medina y ahí se expuso que el incremento afectaría a la vivienda económica, a la vivienda social”

El problema de la construcción de las viviendas sociales no pasó por las vigas, o la madera, sino por una de su materia prima más importante como el cemento. Torres Rivas señaló que desde la Cámara de Diputados se le hizo un exhorto a la Secretaría de Economía para que interviniera en el tema.

“Hicimos el exhorto a la Secretaría de Economía que pudiese ver la relación de los precios y evidentemente se ha incrementado de una manera muy significativa  y esto repercute a todo el sector de la construcción”

El legislador priista señaló que al tratar el tema del cemento con desarrolladores, empresarios y los propios cementeros, vio que la solución del problema podría estar en el exterior

“Si llegamos a un acuerdo, el cual fue ser solidario con todo el sector de la construcción, hicimos el exhorto con la secretaría de economía para que se trabajara  y pues en ese momento ya habían comentado los empresarios la posibilidad de ver la manera de importar cemento de otras partes del mundo”

Esto, debido a que de acuerdo con la opinión de Francisco Torres, de  las palabras nunca fueron a los hechos…

“Ya de manera extraoficial estas cementeras tuvieron unas reuniones con los empresarios de la industria de la construcción, llegaron a unos acuerdos de manera extraoficial pero evidentemente no se cumplió con lo que platicaron”

De acuerdo con datos extraoficiales, la gestión de los diputados de la Comisión de Vivienda pudo haber generado una reacción de la principal cementera del país. Aunque nadie se atrevió a decir algo, ni el propio Torres Rivas del PRI.

“Desconozco el tema, en la Comisión de Vivienda somos solidarios con el sector de la construcción”

O sencillamente, en el pleno de la Cámara nadie asomó el tema. Al hacer un sondeo por la antigua legislatura federal, ninguno de ellos abordó el precio del cemento. Por tan solo colocar un ejemplo,  Rogerio Castro de Morena.

“En lo particular yo no tuve la oportunidad de discutir sobre el tema, si se discutió en algunas comisiones”

Ni Joaquín Díaz Mena, quien formó parte de la legislatura saliente pero con el PAN…

“No que yo recuerde, tampoco hubo discusiones en su momento”

De acuerdo con una fuente anónima, algunos diputados recibían jugosos regalos de Cemex, e incluso había quien exhibía camiones a escala de la cementera en sus despachos. Entretanto, aún faltan otros cuatro meses de 2018 y un cambio de gobierno.  Aunque se dice que en esta vida todo puede pasar, esa axioma no se cumple con el precio del cemento, ya que es muy difícil que baje pero podría venir otro aumento de acuerdo con la cotización en el mercado.

 

Si te gustó la nota, compártela con tus amigos

Nota escrita por:

Ronald Rojas

VER / ESCRIBIR UN COMENTARIO

Comentarios

comments powered by Disqus