Cadena RASA 2018 - Mérida, Yucatán, México - domingo 18 de Noviembre de 2018 | Aviso de Privacidad

Merida, Yucatan:
ESCÚCHANOS
EN VIVO
Cadena Rasa

¿Por qué comemos tamales el día de la Candelaria?

Esta tradición surge del sincretismo entre la religión católica y la cultura prehispánica

Audio de la Nota


Descargar episodio

Viernes 02 de Febrero de 2018

 Si te salió el niño en la Rosca de Reyes, seguramente estás alistando el pago del Día de la Candelaria, y preparándote para disfrutar la tradicional tamaliza. Sin embargo, ¿sabes que significa esta celebración o por qué hay que dar los tamales y no otro platillo?

Comer tamales en esta fecha no es un capricho gastronómico. Similar a casi todas las fiestas mexicanas, la Candelaria es una mezcla de tradiciones prehispánicas y católicas; y es como se festeja la presentación de Jesús al Templo de Jerusalén, mientras que para nuestros antepasados se conmemoraba el primer día del año azteca en honor a Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl.

Los tamales estuvieron presentes en las ofrendas a los dioses, sobre todo porque están hechos de maíz, porque… tal y como se cuenta en el Popol Vuh, después de varios intentos, fue el maíz el que finalmente le permitió a los dioses darle vida al hombre… y en este caso es una ofrenda al Niño Dios.

Ahora bien, por la parte católica, la Candelaria es una fiesta popular que celebra la presentación de Jesús al Templo, la purificación de la Virgen después del parto; por lo que también es costumbre vestir al Niño del Nacimiento para llevarlo a escuchar misa, bendecirlo y colocarlo en un nicho que es donde permanecerá el resto del año.

Además de la aparición de la Virgen de la Candelaria en Tenerife, al sur de España, en el Siglo XV.

Según sea la región y el grupo étnico, esta celebración tiene determinadas características, así hay quienes lo hacen con bailes populares, fuegos pirotécnicos, procesiones, ferias, música, representaciones teatrales, flores y la bendición del Niño.

Ahora, en toda América Latina existen los tamales, tan sólo en México hay más de 500 variedades diferentes, su nombre viene de la palabra “tamalli” que significa envuelto.

Entre los más populares están: los tamales de ceniza en Morelos; los de semilla de huazontle que se hacen en Semana Santa; de Anis para el Día de Muertos; de frijol con rajas, piña con rompope o de dulce de cacahuate tradicionales de Aguascalientes; y en Yucatán, de carne molida de puerco o pollo deshebrado, hechos con masa de maíz y manteca, achiote, jitomate, cebolla, envueltos en hoja de plátano, que pueden ser horneados, al vapor o “colado”.

 

Usted, ¿cuál prefiere?..

Si te gustó la nota, compártela con tus amigos

Nota escrita por:

Subiria Duarte

VER / ESCRIBIR UN COMENTARIO

Comentarios

comments powered by Disqus